SIB, en efecto

Resulta algo raro que en la facultad de ciencias (más concretamente los físicos… aunque también los químicos y los biólogos), no se hable de estos temas más que como chanza o broma. Y es que, cualquiera que tenga un mínimo de sentido común, verá las fantasías de estos divulgadores de la incultura.
He entrado en la SIB, Sociedad de Investigaciones Biofísicas, que se dedica a intentar darle una aprobación científica a aquello que realmente carece de ella, como es la parapsicología o la ufología, donde he leído, un poco asombrado, que intentan integrarse en la Universidad con su parapsicología como una materia más de estudio, y que recaban apoyos de docentes y estudiantes… supongo que no será en la facultad de ciencias… por lo menos no en la de Valladolid (no que yo haya visto).
La verdad es que la página esta currada… con flash y tal…
Para empezar, que mejor que ir a la sección donde nos cuentan su historia. Hace mucho, mucho tiempo, en 1996 para ser exactos, en un lugar muy, muy lejano, en Granada, un grupo de jóvenes con dilata experiencia, junto con otro grupo de jóvenes sin dilatada experiencia, decidieron, mientras tomaban un café (como se suelen tomar las decisiones, sobretodo si bebes mucho café… aunque, bueno, no lo decidirían mientras tomaban el café, lo decidirían antes o después de tomarlo, no durante) formar la SIB (ah, se me pasó, los experimentados junto con los otros ya formaban un grupo donde trataban estos temas y se las ingeniaban para acudir a lugares donde se seguían tratando estos temas). En 1997, gracias a la inestimable ayuda de Miguel Pereira, delegado en USA (es que no saben castellano… USA = EEUU), consiguieron figurar en el Registro de Asociaciones de la Universidad de Granada (me parece que la tuna también pertenece a este registro). Así pues, tienen el derecho y el deber de realizar actividades. Actualmente, la SIB es una de las más respetadas agrupaciones independientes en el campo de la parapsicología y la ufología, en lo que no tengo absolutamente nada que objetar, y cuenta con delegaciones en puntos clave de la península ibérica e incluso del extranjero (pueden estar en la península y en el extranjero… en Portugal o Gibraltar…). Muchas de sus investigaciones (que ya explicaré más abajo) han sido asesoradas por la Guardia Civil u otros organismos públicos. También, muchos de sus estudios no son públicos para garantizar la confidencialidad de sus testigos (que proporcionan testimonios que no tienen validez científica) u organismos. La lista Orión (que sirve para que los investigadores paranormales se intercambien información, en lo que parece un vano intento para acercarse cuanto puedan al modelo actual de la ciencia) ha propiciado un espíritu de colaboración entre investigadores paranormales, y un apoyo a la rigurosidad y seriedad de los temas tratados (siempre en la opinión de quien sirve de inspiración para este texto). Debido a la honestidad y seriedad con la que se tratan estos temas, están consiguiendo becas y ayudas para la investigación parapsicológica, siendo esta una prueba de que sus pasos son cada vez más firmes. Si esas becas o ayudas son oficiales, es decir, son del estado (bien del español o del andaluz), este sería un tema muy serio a tratar, ya que las investigaciones científicas serias y rigurosas realizadas según el método científico y que contribuyen al bienestar de todos, no reciben en nuestro país suficiente dinero… vamos, que no se investiga una mierda por culpa del presupuesto. Si el gobierno se está gastando dinero en estas investigaciones, debería ser esto causa de protesta por parte de la comunidad científica. Una cosa son jueguecitos fantasiosos y ociosos, y otra muy diferente obtener financiación para ellos. Su futuro (sobre todo si lo subvencionan), se ve prometedor.
Esto me recuerda a cuando se habló, se propuso, desde el gobierno de la comunidad autónoma de Andalucía (me parece), de subvencionar las “medicinas” homeopáticas, cuando la homeopatía es completamente absurda, y tiene cabida en nuestras farmacias porque no tiene efectos perniciosos… tampoco beneficiosos. Es decir, quieren subvencionar “medicamentos” que no hacen nada… obviamente, la crítica de los científicos en general y de los médicos en particular no se ha hecho esperar.
En su departamento de ciencia, nos hacen participes de la precaria situación del estudio de estas no ciencias, dejando claro que, si la ciencia compartiese sus carísimos sistemas de experimentación, la parapsicología avanzaría mucho más… supongo que le haría publicidad, porque ningún fenómeno parapsicológico aguanta el método científico.
En su departamento de parapsicología, nos comentan, así, como si de un cuento infantil se tratara, que la parapsicología no sólo consiste en visitar casas encantadas, sino también en trabajo de laboratorio (supongo que con mucha estadística de por medio). Para apoyar la parapsicología, que mejor que tirar del actual desconocimiento de buena parte del funcionamiento de la mente, del cerebro de algunos que se dignen a utilizarlo de vez en cuando. Como prueba de la veracidad de la parapsicología, que no necesitará, pues, mayor comprobación, la hipnosis está reconocida. Un ejemplo de estadística. Se le pide a un físico que pruebe la veracidad de la sentencia “Todos los números impares son primos”. Aunque esta sentencia es falsa, se ha pedido que demuestren su veracidad. Así pues, se dice: “El 3 es primo, el 5 es primo, el 7 es primo, y por inducción, el resto de los números es primo. Nota: en el número 9 se produce un error experimental”. Este puede ser un buen ejemplo del hacer de la parapsicología, cuyos errores experimentales son aquellos que realmente no casan con su teoría.
Que menos que reseñar junto con estos departamentos, al inefable e inigualable departamento de ufología, esa ciencia que no es científica. Nos vuelve a meter esa pequeña excusa… OVNI es Objeto Volante No Identificado… así se libra un poco del peso de su ignorancia. Cuando alguien habla de ovnis, se está refiriendo, esto es innegable, a los extraterrestres. Yo miro al cielo y hay un huevo de cosas que no se que son, que no identifico. También en la tierra… y en el mar ni te cuento. Estamos hablando, siempre, de los tan queridos por todos nosotros hombrecillos verdes. No desviemos la atención con este tipo de chorradillas.
El último departamento tiene un nombre realmente enigmático… es el departamento de enigmas. Este departamento se encarga de hacer lo mismo que hace Benítez con su serie indocumental “Planeta Encantado”. Coge hechos completamente explicados por la historia, sin ningún tipo de misterio, y los tergiversa de tal manera que aparece ante ellos un rompecabezas que puede llevar a cualquier parte… bueno, esto es lo que hace Benítez, la verdad es que el SIB sólo dice que estudia fenómenos enigmáticos de la historia… sin concretar. Supongo que investigarán cosas como la Atlántida (eso si lo dicen, investigar leyendas y mitos)… resulta curioso… la Atlántida, ¿es posible que haya un lugar que se asemeje a la tierra que describió Platón?... si, pudo basarse en zonas geográficas que conocía, pero, pensar que existe en ellas lo que Platón plantea, es demasiado.
La investigación en la SIB, puede clasificarse en tres tipos diferentes (según ellos):

1- Investigación de campo: En la misma, se recogen testimonios que no sirven para dar validez científica debido a que están sujetas a interpretaciones subjetivas y carecen de la objetividad exigible, así como muestras que evidencien la naturaleza del fenómeno a estudiar, que generalmente, como en el caso de los ovnis, no se encuentran pruebas. Estos datos no sirven para dar validez a una teoría, sin lugar a dudas, pero sirven para obtener patrones comparándolas con experiencias similares, con los mismos testimonios que no sirven para dar validez científica y las mismas pruebas que, en caso de encontrarse, probablemente, serán ambiguas.
2- Investigación de laboratorio: A pesar de que estos fenómenos son difíciles de llevar a un laboratorio, que duda cabe, se esfuerzan en, según su propia palabra escrita, esforzarse por realizar cuantas pruebas se les ocurran con el mayor rigor posible, con los medios disponibles… seré yo, pero esto suena a ineficacia (sobre todo teniendo en cuenta que, generalmente, las pruebas no son realizadas por científicos)… no te aseguro nada con estas pruebas, pero puedes convencerte de su veracidad. ¿Método científico? No, que quiero defender mi teoría con datos.
3- Investigación de Gabinete: Los testimonios que no sirven para dar validez científica, junto con el resto de pruebas obtenidas con los precarios medios, con la mayor rigurosidad posible, tanto en la investigación de campo como en la de laboratorio, son ponderados, obteniendo hipótesis o teorías funcionales… ni que decir tiene que, si los datos obtenidos no concuerdan con la realidad, es posible, de hecho probable, que las hipótesis o teorías funcionales que se obtengan de la comparación y estudio de esos datos tampoco case con la realidad. Mientras ellos sean felices…
4- Desarrollo de proyectos: Desarrolla proyectos para divulgar sus estudios a base de testimonios que no otorgan validez científica, pruebas obtenidas con precarios medios, la mayor rigurosidad posible y las teorías o hipótesis que se derivan de ello, o bien desarrolla más estudios que se basarán en testimonios que no otorgan validez científica, pruebas obtenidas con precarios medios, la mayor rigurosidad posible, para obtener hipótesis o teorías sobre ese estudio.

Ahora nos vamos a ver que tipo de información tienen en el área de divulgación… casi no puedo esperar a que se cargue la página.
Para la SIB, la divulgación es tan importante como la investigación, nadie lo pone en duda, de modo que, en aras del conocimiento acientífico, están dispuestos a divulgar su palabra en todo tipo de medios, siempre que se acaten las condiciones de respeto y rigurosidad con la que trabaja la SIB. La SIB desarrolla conferencias y participa en simposios y medios de comunicación, siempre y cuando no se tenga intención en las mismas, de otro avieso fin diferente al de la divulgación pura y rigurosa de las investigaciones (si, esas que se hacían con pocas garantías de calidad (si no lleva el sello “científico”, no tiene la calidad científica)).
Al parecer si que se han adentrado en la facultad de ciencias… en concreto en la de Granada, en una exposición sobre las caras de Bélmez en 1998… en Valladolid se utiliza la sala de exposiciones para ver películas como “Reservoir Dogs”, “La Vida de Brian” o “Mull Hollan Drive”, en Granada, para lo de las caras… es otra forma de pasárselo bien.
Bueno, una bonito área de socios que, si queréis verla, no os quedará más remedio que aumentar en uno su número de visitas.
Eso es todo lo que tengo que comentar hasta el momento… una página no sólo de divulgación sino también de investigación de las pseudociencias que podéis visitar como curiosidad y como ejemplo de cómo no se deben hacer las cosas (bueno, en cuanto al diseño si… pero en cuanto a las investigaciones, sólo para pasar el rato).
Os pondría algún texto de la web, como ejemplo, pero está prohibida su reproducción total o parcial… así que, como esto es una crítica, no quiero malos rollos.

0 Responses to “SIB, en efecto”

Publicar un comentario



© 2006 Master Of Puppets | Blogger Templates by GeckoandFly.
No part of the content or the blog may be reproduced without prior written permission.
Learn how to make money online | First Aid and Health Information at Medical Health