Los Cuentos Parapsicológicos I

Leyendo una entrevista en la web de Luis Mariano Fernández, pude observar semejante estampa:

Recuerdo que fue en el año 1980, cuando tenia 8 años. Fui testigo y partícipe
de mi primera sesión de espiritismo. En aquella sesión ocurrieron verdaderamente
fenómenos inexplicables -hoy día perfectamente catalogados por la parapsicología
científica- y que despertaron en mi una enorme inquietud por lo extraño, por el
mundo de los misterios. Fue a partir de ese momento cuando comenzó una
apasionante y constante búsqueda de respuestas a interrogantes que cualquier
mortal se ha hecho alguna vez en la vida."


Ya había oído hablar de la parapsicología científica a otro desinformador de prestigio como Santiago Vázquez. Pero, al verlo de nuevo ante mis ojos, me interesé por el tema en cuestión (curioso que es uno).

Tipeando (gerundio de tipear, que viene de type (teclear)) en el Google (el buscador por antonomasia) “parapsicología científica” encontré varias páginas, demasiado aburridas.

Una de ellas fue la de la Universidad de San Jorge, donde se estudia parapsicología como carrera (junto con muchas tonterías más como alquimia). Cualquiera puede tener un master en parapsicología. Voy a pedir una beca, por si lo de la física no va y tengo que trabajar en una hamburguesería (para tener referencias en mi currículum)… es que eso de la física está muy mal visto en el sector.

En la página nos explica lo que estudian… bla, bla, bla… como pueden sablearnos… bla, bla, bla… ah, y que Juan Oscar Baldassani nunca ha sido alumno ni autoridad de esa institución (¿?).

La cuestión es que estas páginas sólo se dedican a intentar vender sus productos, y no explican sus mierdas a los demás.

Así pues, en mi incesante búsqueda de la verdad absoluta que satisface los deseos económicos de los gurús de la parapsicología, tecleé “parapsicología” en el inimitable buscador Google (no es un hecho comprobado, sino un dogma de fe).

Ante mi se erigía el CEPE (Centro de Estudios Psíquicos Extrasensoriales), que, además de vendernos la moto, también nos explicaba todo eso del cilindraje y demás.

Introduciéndome como una ratilla en busca de su queso, cliqueé (de cliquear, que viene de click, palabra inglesa con la que se indica el sonido del ratón al pulsar cualquiera de sus botones) en la sección de fenómenos, donde se explican fenómenos extraños, claro. Pero no fenómenos extraños del tipo por qué es un éxito Operación Triunfo o en qué estaba pensando J. J. Benítez cuando sentó a Jesucristo en el coliseo antes de la construcción del mismo, no. Fenómenos como la ouija, las psicofonías y similares.

Así que, para que nadie tenga que leer y digerir lo que yo me he tragado, vamos a ir punto por punto, aunque me lleve algo de tiempo, explicando cada una de las doctrinas.



Parapsicología


El término parapsicología designa una disciplina científica que se dedica al
estudio de aquellos fenómenos ligados al psiquismo del ser humano que no entran
dentro del campo de estudio de la psicología
.”



La parapsicología, como su nombre indica, está al margen de la psicología, al igual que la paraciencia está al margen de la ciencia. Obviamente, es preferible estar ligados a algo con cierto prestigio de verisimilitud.

Bueno, en esta sección nos explica un poco lo que es la parapsicología, lo que trata, que es el hombre, teorías de Jung, discípulo de Freud… vamos, mezclando para que el chaval se coma el potito sin rechistar.

Tras una serie de planteamientos, deducen lo siguiente sobre el hombre:


“el hombre no es sólo materia y espíritu sino, también, que está compuesto por
un algo que lo conecta con el mundo y con el Universo en forma sutil: ese "algo"
es lo que, modernamente, se llamó Potencial Parapsicológico con el cual el
hombre nace y puede desarrollar o no”



Esto, en la parapsicología, se incluye en la definición de hombre como estructura de psique (mente) y soma (cuerpo).

Realmente el hombre, por ahora, sólo es soma (cuerpo). La mente es un farragoso terreno, tan complicado que aún es tremendamente desconocido. Demasiado desconocido para las afirmaciones que se leen por aquí.

Parándonos un poco en el Potencial parapsicológico (también llamado estructura Psi), éste es "la fuerza por medio de la cual nos comunicamos sin intervención de los cinco sentidos y actuamos en el mundo externo sin intervención de la fuerza muscular", y también produce los fenómenos extrasensoriales. Obviamente no está demostrado que la mente (que tampoco se sabe muy bien lo que es) actúe sobre la materia. Y esto no es causa del desconocimiento de la mente, sino de la imposibilidad física de fenómenos como, por ejemplo, las psicofonías o el movimiento de objetos (telequinesia). Aquí no se a lugar las interpretaciones subjetivas sobre la mente, ya que se trataría de fenómenos físicos.

Bueno… nos comenta un poco de historia, que vamos a pasar de ella.



El Aura



Nos explica que Lobsang Rampa, quien escribió la novela “El Tercer Ojo”, mediante una operación quirúrgica mágica, adquiría la facultad de ver a los demás rodeados de una aureola luminosa (como la de la cámara Kirlian) que permitía conocer la salud, los males futuros, los sentimientos y la moral de la persona. Rematan la anécdota (no se puede calificar de otra cosa) con la siguiente frase:

“¿Se divertía Lobsang Rampa, protagonista de la serie de relatos, diciendo
embustes a los ingenuos, o procedía de acuerdo con la verdad?”

Bueno, para contestar a esta pregunta, en lugar de razonar el absurdo que se plantea, tiraré de una frase muy bonita que suele bastar para dejar en el fango a cualquiera que enarbole la bandera de la parapsicología.

“Afirmaciones extraordinarias exigen pruebas extraordinarias”


Y, para rematar, la navaja de Occam nos sirve para dar por falso uno de los supuestos, tal que, dadas dos explicaciones, se escoge aquella que mejor explique las características del fenómeno en cuestión (en este caso, la segunda afirmación) y, en caso de adaptarse ambas, la más simple se toma como verdadera. En nuestro caso, con el primer paso nos sirve y nos sobra.

Nos explican, tras esto, que el aura no es ningún rollo inventado por los practicantes del esoterismo, sino que ya en la antigüedad se dibujaban estas luminiscentes aureolas (que, según el texto, los ufólogos interpretan como cascos), y que se relaciona con el Prana, energía cósmica contenida en los elementos físicos y biológicos del ser humano, o eso pensaban en la India.
Blatavsky, fundadora de la Sociedad Teosófica, que tenía como labor recoger y divulgar las fuerzas que rigen el universo, así como reunir en una sola todas las religiones, y su teosofía citaban unas capas que envuelven al cuerpo humano, de diferentes colores y que representan determinadas cosas, como el karma.

En el resto del texto nos comenta experiencias con las auras de un doctor, explicaciones científicas a las auras y, como no, la máquina Kirlian, así como experiencias con la misma, como la determinación de plantas enfermas.

El fenómeno Kirlian ha dado en su haber especialistas tales como la Dr. María Celia Jamniuk, técnica e investigadora en ElektroKirlianGrafía desde hace más de 13 años, y terapeuta bioenergetista, Master en Reiki.

No hace falta buscar con insistencia para encontrarse con la explicación al fenómeno acaecido con la mentada cámara, donde se ve que poco tiene de extraordinario:

“Arleen Watkins y W Bickel físicos de la Universidad de Arizona, en Estados
Unidos, llevaron a cabo una investigación completa del efecto Kirlian. El
fenómeno se presenta al aplicar una corriente de alto voltaje a través de un
objeto cualquiera conectado a tierra, el cual se coloca encima de una hoja de
papel fotográfico, situada a su vez en una superficie plana sujeta a la misma
corriente. Dicha superficie es generalmente una placa de vidrio, adosado a una
lámina o marco conductor

La corriente se genera en una
bobina de Tesla de alto voltaje. Al completarse el circuito, ocurre una descarga
entre el objeto a fotografiar y el plano conductor, creándose un resplandor
azulado difuso llamado aura. Dicha aura es un fenómeno físico: una descarga de
corona en el aire, un flujo de electrones entre la placa y el objeto que puede
ser registrado en un papel fotográfico. La interpretación mágica surge ya que,
según ciertas creencias ocultistas, el cuerpo de todo ser vivo posee una aura de
''energía espiritual", que sólo algunos clarividentes pueden apreciar
. “

“En conclusión, Watkins y Bickel señalan que "no
es necesario acudir a fenómenos psíquicos para explicar la fotografía Kirlian, y
no hay ninguna evidencia de que las condiciones mentales del sujeto afecten los
patrones y la intensidad de las auras” ”


También nos enseñan curiosos trabajos de electricidad realizados por biólogos que nos muestran, por ejemplo, la predisposición de los pueblos primitivos a los fenómenos paranormales dado que caminaban descalzos.



Astrología

En este apartado sólo nos muestran un dibujo, “La influencia de los signos en el cuerpo humano”, y un enlace donde nos cobran por predecirnos el futuro de una manera no efectiva, sin ningún tipo de garantía de calidad, asegurándose de la ambigüedad de las afirmaciones para mantener contentos a los menos exigentes, con el fin de rentabilizar su banal astucia. Además, si pinchas en el enlace horóscopos en vez de en el de Astrología, te lleva a la misma página.




Viajes Astrales

Según los practicantes de esoterismo, el cuerpo astral de los seres humanos es luminoso, y puede desprenderse del cuerpo físico, atravesar paredes y recorrer grandes distancias ya que no está hecha de materia física normal.

También nos comentan que la ciencia (supongo que la ciencia parapsicológica) también quiso estudiar estos temas debido a la inherente relación con otras paranormalías como la telequinesia o la telepatía. La Asociación Médica de Florida declaró la capacidad de ver el propio cuerpo cuando se desprende de la envoltura carnal (autoscopia) como una realidad, dados los casos estudiados.

En español, a parte del enlace a esta página, sólo he encontrado sobre la Asociación Médica de Florida (FMA) titulares como:

En Florida, médicos ponen en práctica cláusulas
arbitrales para la solución de conflictos con los pacientes”

Cuyo fin es proporcionar mayor protección a los médicos contra las demandas.
Dado que no me convenció la información en este idioma, busqué en inglés, y me adentré en su página web. Tampoco encontré nada sobre ese experimento.
En mi afán por desentrañar la verdad, busqué información sobre la autoscopia, en español, claro.
Encontré sobre lo mismo un trabajo muy bonito en el rincón del vago (por donde todos alguna vez hemos pasado), donde se definía autoscopia y autoscopia negativa como alucinaciones visuales, tal que:

- Autoscopia: Consiste en verse a sí mismo como un doble reflejado en un cristal.
- Autoscopia negativa: El paciente no se ve a si mismo cuando se refleja en un espejo.

Este tipo de alucinaciones puede darse en los estados orgánicos, como la epilepsia del lóbulo temporal, o en la esquizofrenia.

Es decir, que lejos de ser un cuerpo astral luminoso, capaz de atravesar paredes y viajar a largas distancias dado que no está hecho de materia física normal, es una alucinación, perfectamente determinada por la ciencia, cuyas causas están bastante claras.
Siguiendo con el artículo de CEPE, tras lo de la asociación florida, podemos leer el siguiente párrafo:

En las Blue Mountains del estado de Virginia hay un Instituto Monroe donde se
enseña a los alumnos la sincronización hemisférica, o armonización de los
hemisferios cerebrales. Por medio de las vibraciones sonoras se puede explorar,
dicen, los diversos estados de la conciencia, entre los que figura el cuerpo
astral. Es decir, que mediante estas experiencias pude lograrse que los alumnos
liberen el espíritu y floten en el espacio.”


Bueno, aquí estamos mezclando la física con la psicología. Por una parte, físicamente, nada da pie a pensar que eso que denominan espíritu no sea más que una subjetividad utilizada para explicar la ubicación de nuestra conciencia, mente, sentimientos… Luego tenemos el concepto de espacio, que normalmente determina el espacio exterior (fuera de la atmósfera terrestre), pero que aquí se refiere más a la acepción de espacio como capacidad de terreno, sitio o lugar. De modo que tenemos, en conjunto, una subjetividad que se pasea, como quien no quiere la cosa, por una objetividad.

Ni siquiera me detendré en la “armonización de los hemisferios”…

También podemos encontrar la siguiente afirmación:

A pesar de que domina aun un fuerte escepticismo en torno a los fenómenos
paranormales, crece el número de laboratorios de investigación que se dedican a estudiarlos.”


De hecho, ningún fenómeno paranormal puede aguantar el método científico. Generalmente, estos estudios se basan en la estadística para dar como factible las experiencias paranormales. Cuando se hace esto, se suele dar en alguna de las experimentaciones un alto grado de probabilidad de acierto. Obviamente, esto no prueba nada. Para siquiera seguir con la experimentación antes de darla por fallida, se debería dar este alto grado de probabilidad en todas las ocasiones.

Por ejemplo, si se desea estudiar la capacidad de una persona de leer la mente, se puede utilizar un método bastante sencillo. Se hacen una serie de tandas en las que el sujeto de la experimentación trataría de hallar el dibujo de las tarjetas que está mirando el experimentador, cinco en concreto. Es lógico que en alguna de las tandas se de un 100% de aciertos, ya que la probabilidad de acierto en cada tarjeta es del 20%. Lo que significaría curioso es que se de un 100% o, en su defecto, una alta probabilidad de acierto en un gran número de tandas. Cuantas más tandas, mejor.

De todos modos, aunque se de una probabilidad alta, sólo sería significativo a nivel estadístico, y atribuible a la casualidad, por ser esta la teoría que mejor explicaría el fenómeno.

Nos comentan también varios casos sorprendentes sobre “visión remota”, que no consiste sino en otra cosa que en ver lugares a distancia, junto con el caso, también sorprendente, por qué no, de Natuzza Evolo, que, literal del texto, posee los siguientes dones:

“ve y habla a los espíritus, produce estigmas en sus manos, sabe diagnosticar
cualquier enfermedad y, sobre todo, puede estar en dos sitios al mismo tiempo.”


La capacidad de estar en dos lugares a la vez se denomina bilocación, y es una aberración contra la física más elemental. Dos cuerpos no pueden encontrarse simultáneamente en lugares diferentes. Comento este “don”, ya que los otros (como el ver espíritus) no casan con el tema de este apartado (aunque los encontraremos más adelante).

Siguiendo con la bilocación, nos cuentan un par de cuentos, es decir, testimonios anecdóticos sin valor probatorio, bastante alejados en el tiempo, por cierto, junto con una posible explicación chusquera de estas que mezclan ciencia con parapsicología (que se dan en varios textos anteriores también):

“Este es un hecho que los fuertes traumas emocionales parecen liberar una enorme energía psíquica, que se manifiesta por medio de premoniciones siempre fatales o
por visitas astrales a familiares o seres con los que se tienen lazos estrechos
de amistad. La naturaleza altera entonces su esencia para generar fenómenos
fuera de lo normal. Opinan algunos investigadores de los fenómenos paranormales
que los fantasmas son simples visiones tridimensionales que reflejan la memoria
de quienes están a punto de morir o pasan por una fuerte crisis emocional.”

Energía psíquica no existe más que en las mentes de los parapsicólogos (que, dado que no se requiere estudios (aunque intenten vender titulaciones sobre ello) cualquiera puede autoproclamarse como tal), con lo que es, por tanto, una explicación errónea. Premoniciones es un concepto achacable también a la parapsicología, sin ningún tipo de aprobación científica, con lo que la explicación es errónea. La esencia de la naturaleza es, o me lo parece a mí, un recurso estilístico, para indicar que se transgreden la leyes físicas más elementales, para lo cual no se propone ninguna alternativa más que denotar el hecho como paranormal, con lo que la explicación es errónea. Y bueno, lo de los fantasmas no quiero tocarlo ahora aquí tampoco.
Así que tenemos un explicación basada prácticamente en afirmaciones falsas o, por lo menos, no comprobadas. De modo que si A implica B, si A es falsa, B puede ser cualquier cosa. Es decir, partiendo de premisas falsas, podemos asegurar cualquier cosa.

También encontramos en el texto otra explicación, quizás con más ciencia que paraciencia:

“De acuerdo con el Dr. Genady Sergeyev, físico y decano de la parapsicología
soviética, todos irradiamos una emanación hiperfísica, a la que llamaba
bioenergía, que es absorbida por los muebles, las paredes y otros objetos que
nos rodean, o es lanzada al espacio. Esta bioenergía no desaparece totalmente en
el momento de enfermar gravemente o de morir un individuo, sino que puede
organizarse para constituir al fantasma, vivo o muerto.”

Bien. La existencia de esa bioenergía no está probada(no la que define el texto). Vamos a centrarnos en esta masturbación mental en concreto, a pesar de su no existencia. “Emanación hiperfísica”, es decir, emanación más allá de la física (esto se deduce de la composición de hiper y física (hiperfísica no existe)). Es decir, se está refiriendo a algo subjetivo, como el alma. Pues bien, esta energía subjetiva da lugar a una representación objetiva, en caso de considerar como objetivos, es decir, verdaderos, a los fantasmas. Es como si pensases en algo que luego se materializase, por arte de magia. Las subjetividades no dan lugar a objetividades de un modo mágico y maravilloso (si, por ejemplo, si plasmamos una idea en la realidad… aunque en ese supuesto, lo que hacemos es manipular objetividades).

Tras abrir nuestra mente a este pastizabal de subjetividades y objetividades, nos muestran más ejemplos sorprendentes de los viajes astrales. Supongo que no he de mentar que estos ejemplos son anécdotas, es decir, pueden ser verdad o no, inclinándose todo a favor del no.

Teletransportación

Ahora entramos de lleno en la teletransportación. Sobre este fenómeno sólo nos comentan su definición parapsicológica antes de volver a las anécdotas:

“Fue Charles Fort el que dio este nombre al fenómeno increíble de cambiar de
lugar un objeto o un ser vivo, por medios psíquicos, aunque la distancia a
recorrer sea enorme.”

Por ahora, la teletransportación de materia, como aquí se indica, es sólo pura fantasía. Los medios por los que dice en el mismo texto que se lleva a cabo la misma así lo indica, “medios psíquicos”.

Viajes a través del tiempo

Antes del anecdotario común, intenta dar cobertura científica a este supuesto.

“Algunos científicos de vanguardia, de mente más abierta, comienzan a opinar que
la línea recta no es lo que se creía, la distancia más corta entre dos puntos en
el espacio, sino que existen caminos más cortos que permitirán algún día
realizar viajes al pasado o al futuro. Y añaden que esto es matemáticamente
posible. Existe en el espacio, según ellos, lo que han dado en llamar
“gusaneras” o “agujeros en el espacio”, que permitirán realizar estas dos
operaciones, viajar de manera instantánea por el espacio y por el tiempo.”

Antes de nada, frente al supuesto matemático, sólo decir que las matemáticas son una herramienta imperfecta. Para exponer con ejemplo esta realidad:

Si tenemos un determinado grupo A, tal que este grupo contendría todos aquellos
grupos que se podrían definir con menos de cien palabras, A contendría a A, lo
que es, obviamente, imposible (un recipiente no puede contenerse a sí
mismo).

En cuanto a los agujeros de gusano, están tan sobados ya con la ciencia ficción, que normalmente no se sabe distinguir entre realidad y ficción. La comunidad científica está dividida en cuanto a la existencia o no de los mismos. Por ahora, no se puede asegurar la existencia de los mismos, con lo que plantear viajes a través de ellos y, lo que es peor, que puedan producir viajes hacia delante o hacia atrás en el tiempo, es, por ahora, pura ficción. Obviamente, la ficción (existente en toda la parapsicología), no es algo que interese a quienes viven de esto.

Un buen enlace sobre agujeros negros es este.

Dada la gran cantidad de información contenida en esta sección de la página del CEPE, he decidido hacer la crítica en varias partes.

0 Responses to “Los Cuentos Parapsicológicos I”

Publicar un comentario



© 2006 Master Of Puppets | Blogger Templates by GeckoandFly.
No part of the content or the blog may be reproduced without prior written permission.
Learn how to make money online | First Aid and Health Information at Medical Health