Nomadismo sedentario

"Esa última acción precipitó lo temido por todos, la muerte térmica. El Universo se replegó sobre sí mismo, un nuevo Big Bang aconteció, formando un nuevo Universo, que llamaríamos hogar. Cuatro meses más tarde, nos darían las llaves de la casa. "


Así es, ese Universo que se precipitó hacia la previsible muerte era mi propio Universo.

Estoy de mudanza… algo que detesto enormemente… suerte que no se produzcan muy a menudo.

La primera fase de la operación “Mudanza Duradera”, consiste en localizar los objetos importantes, dignos de ser transportados, y empaquetarlos de manera efectiva según su composición (el papel en cajas pequeñas…).

Haciendo la mudanza me he encontrado con miles de objetos (sino millones) cuya existencia ignoraba (demasiados golpes en la cabeza).

Fundas de cómics infames (el dependiente me preguntó, qué quieres, las caras o las baratas… rácano de mí contesté que las segundas), que no tardaron en desaparecer. Ilustres libros de la literatura clásica infantil como “Las aventuras de Vania el forzudo”, “Jeruso quiere ser gente” o “El dragón de Jano”. Brillantes contadores de cristal del para mí desaparecido juego de cartas Magic™ (tuve discrepancias con el autor de dichas cartas… el quería cobrar más de lo que yo estaba dispuesto a pagar). Películas en un cuasidesconocido formato VHS, entre ellas “El nombre de la rosa”, que me la regalaron con la tele (lo que pasa que no tenía video). Apuntes, apuntes, y más apuntes… y aún más. Un mohoso osito de peluche mimosín (aunque a este no le falta un ojo, un brazo, no tiene la boca desfigurada, ni descansa en un lóbrego sillón de la habitación más siniestra de las más horrorosa casa situada en el más solitario ámbito, iluminado tenuemente por la clara luz de luna que parece otorgarle, por un momento, y desde la oscuridad que embarga en el otro lado de la habitación, un atisbo de vida, que no dudaría en invertir para intentar sacarte los ojos, donde, por cierto, suelo pasar las vacaciones (y dormir)). Un dinosaurio a pilas que, para mi sorpresa, y para la de mis animales (mi perro, mi gato, mi hermano), funcionaba. La caja de mi ordenador Amstrad de disco (que carece de ordenador porque el ogro malvado (AKA Cuélebre) decidió regalarlo, así como mi agenda que estaba grabada en un disco). Un álbum de Oliver y Benji. Un diccionario Español-Francés Francés-Español (lo cual me pareció lógico, ya que en mi vida he hablado francés… así que supongo que lo necesitaré). Hojas en color impresas desde mi Lexmark Z32, en aquel lejano tiempo en el que pensaba que la tinta nunca se acababa. Avisos para reuniones de la A. P. A. (ahora conocido como A. M. P. A. (Asociación de Madres Padres de Alumnos)), que, parece ser, nunca llegaron a su destinatario. El programa didáctico “La adolescencia y Tú”… , aunque, desde que me salió pelo hasta en el rabillo del ojo, no necesito cursos de esos, apadrinado (o amadrinado) por Tampax, Dodot, Ausonia, Evax, Dodotis, SalvaSlip (todo TM)… productos que no recuerdo haber utilizado y que, dado que el contenido original del programa ha sucumbido a los años (lo he perdido, vamos), intuyo que están relacionados con el tema a tratar (y me sorprende que yo poseyese un ejemplar del mismo). Revistas, cómics, carpetas… un sinfín de cosas.

La segunda fase de la operación, no consiste sino en una gran acción limpiadora que revitaliza tus ennegrecidos cristales (que irónico, sólo limpias cuando dejas de vivir allí). Tengo 19 años… no es raro que mi habitación cause náuseas o incluso la muerte a quien no frecuenta ese hábitat. Seres desconocidos, no catalogados en la ciencia, sino en la cultura chusquera populista de la década de los 80. Motas de polvo gigantes, cuyos antepasados causaron una de las cinco grandes extinciones de la Tierra. Calcetines que hablan… sólo para comunicarme la inevitabilidad de su muerte. Botes de Coca-Cola, aún con líquido, de las olimpíadas de Atlanta ’96, que tu intuición te dice que ya no es refresco de cola lo que ese arma biológica encierra en su interior. Zonas indómitas donde, por tu propia seguridad, eludes frecuentar. El “campo santo”, que se estructura en el cementerio de ratones y el vertedero de pilas. Una gran y enorme bolsa de basura que respira con dificultad. Y una zona donde intuyes que se pueda ubicar una ventana o similares, pero que eludes investigar porque está cerca del lugar donde se oyen ruidos raros por las noches. Pues todo eso ha de desaparecer en poco menos de dos días.

El la tercera fase de la operación, se lleva a cabo el traslado… que normalmente no realizas tú, exceptuando aquellos objetos por los que realmente sientas aprecio (ordenador, reproductor de DVD, seres vivos…).

La cuarta y última fase consiste en disgregar las cajas entre sus dueños.

Utilizando la lógica más elemental, logramos ubicar a cada uno en una habitación. Dado que yo soy el único que posee una cama de dos metros de largo (el resto son de 1’90 cm), y que, de casualidad, también soy el único al que le salen los pies por el borde de la cama (a pesar de lo cual, mi pigmentación no es verde, sino inexistente), me tocó la habitación más grande (los puntos que viven conmigo no objetaron nada al respecto).

Si has sido previsor, apuntaste en las cajas no sólo a quien pertenecen, sino también cuál es su contenido. Esto te evitará rupturas vertebrales innecesarias al intentar levantar algo que parece ser ligero y, ¡crack!, no lo es.

Con el paso de los años, conseguirás vaciar todas las cajas de cartón (no es que tengan cartón, es que son de ese material)… justo cuando deberás mudarte de nuevo. Así es la vida.

Con esta pagurrafullada quiero decir que voy a estar un tiempo (de una a dos semanas, según telefónica… aunque las llaves de la casa nos las iban a dar en Abril… así que no está claro) sin Internet, y, por tanto, sin actualizar.

Probablemente siga escribiendo algún texto para pasar el rato… y los subiré todos a la vez.

Esto tiene poco que ver con la crítica a las pseudociencias... y menos con la política (por el bienestas de mi escroto)... pero bueno... que le vamos a hacer.

0 Responses to “Nomadismo sedentario”

Publicar un comentario



© 2006 Master Of Puppets | Blogger Templates by GeckoandFly.
No part of the content or the blog may be reproduced without prior written permission.
Learn how to make money online | First Aid and Health Information at Medical Health