Politiqueo nacional

Ya he criticado a Juan José Ibarretxe en otras ocasiones (en este blog, sólo la anterior), así como al Partido Nacionalista Vasco (PNV), su fundador (algún día os pondré esas joyas que Sabino escribía), su anterior presidente, Xabier Arzalluz… y en el futuro criticaré, supongo, a quien ocupa actualmente este cargo. Esto depende de él, no de mí.
Su fundador, así como Xabier Arzalluz, era un fascista de tomo y lomo, muy crítico con el estado español, lleno de odio contra, sobre todo, andaluces, en especial gitanos, pero también contra el resto de los españoles, incluso vascos (aquellos que no hablaban euskera).
En el fondo, todo nacionalismo es xenófobo, excluyente por propia naturaleza del mismo, por definición. Y esto, actualmente, en el marco que determina la constitución y que llamamos España, no es posible.
Las declaraciones del gobierno, en las que el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, afirma que “no hay posibilidad de que el Plan Ibarretxe prospere, por mil razones”, entre ellas, que el PSOE, supongo que junto con el PP y quizás algún grupo más, bloqueará ese plan en las Cortes Generales, por donde obligatoriamente ha de pasar toda reforma estatutaria, ya que, y no hay que olvidarlo, este es un país, aunque este descentralizado, y la última palabra la tiene el gobierno central, siempre respetando la constitución, han sido respondidas por el presidente de la comunidad autónoma del País Vasco, Juan José Ibarretxe.
Su plan saldrá adelante con la voluntad de los vascos, afirma. También nos dice que ningún político decidirá la relación entre Euskadi y España, ignorando, supongo que a propósito, que Euskadi, es decir, el País Vasco, es parte de España.
Lo que Ibarretxe nos propone es que una parte de los españoles, los nacido en el País Vasco, sean especiales, tengan privilegios (lo que antiguamente se llamaba “fueros”, derogados hace tiempo), algo completamente contrario a la constitución, y, por supuesto, a la igualdad entre ciudadanos (como ejemplo, la situación actual de inviolabilidad del rey es muy criticada porque no cumple con esta exigencia de igualdad). En un tiempo en el que lo normal es derribar barreras, crear vínculos de unión, juntos aunque diferentes, el nacionalismo, todo tipo de nacionalismo, es retrógrado, una idea banal y anticuada, ideología política que quiere poner barreras a los ciudadanos, que quiere denigrar a unos respecto de otros. No comparto su idea, me parece muy de derechas (aunque haya partidos nacionalistas que se autodenominen de izquierdas), en ocasiones radical.
Ibarretxe quiere sacar a delante a toda costa su plan, y no le importa las leyes que incumpla, porque sabe que, si es detenido por violar la ley, o su referéndum es impedido, será un mártir a la causa nacionalista.
Cambiando un poco del tema vasco al catalán, ayer leí que ERC pedirá al gobierno central dinero para financiar el catalán. Una noticia muy curiosa, teniendo en cuenta que ese dinero que quieren que financie el catalán proviene (o provendrá, si Zapatero acepta) de todos los españoles, porque todos contribuyen, algo que no les entusiasma demasiado a las regiones nacionalistas. Es irónico que nieguen el agua y ahora pidan el dinero, que por supuesto, como he dicho antes, también vendrá de Valencia y Murcia (con esto no digo que esté de acuerdo con el plan hidrologico, pero no me parece bien que se tome la decisión unilateralmente, sin hablar con todas las regiones afectadas). Haciendo un enorme esfuerzo de empatía, y poniéndome en lugar de Zapatero, o de quien tenga que decidir sobre este tema de financiación, negaría ese dinero a los catalanes, en este tema en concreto, pues son una comunidad con recursos más que suficientes como para sufragar el catalán, que está en su estatuto, y no en nuestra constitución, y, además, es sólo un capricho, aparte de algo muy simbólico (el gobierno financia el catalán… de aquí a que se hable en toda España, sólo queda un pasito), además, así crecen en autogobierno. Estas deducciones las saco del titular, porque el artículo estaba en catalán, y yo de catalán, na’ de na’.
La verdad es que, con los privilegios que Zapatero está haciendo para con la comunidad catalana, no sería raro pensar que, de aquí a unos meses, la bandera de España rece “Plus Ultra, nens”. Estírate, Zapatero, cede una sede ministerial a Valladolid, ya que lo de la capital parece que no te lo vas ni a pensar. O, por lo menos, reforma la facultad de Ciencias… eh, subvencionas el catalán, y arreglas la facultad, y así quedas bien con todos.
Zapatero, ya sabes que con los nacionalistas catalanes sólo quedas bien si te vas de “su” territorio, legítimamente legado por los romanos cuando se fueron cagando leches (los que no murieron ahí mismo, claro) durante las invasiones bárbaras. Por su puesto, esa parte de la historia valida el nacionalismo, pero los 500 años de historia de España como país no valen. Es que tinc cuyons, eh nen (no se catalán, así que, probablemente, la frase este mal escrita).
Estás muy flojo, Zapatero... estos cien días, no han sido de lo mejor, que digamos. Ahora, hay que mejorar, no vaya a tener que plantearme votar a IU porque es una buena alternativa. Que yo salí a la calle con lo de "tanques si, pero de cerveza", apoyándote a ti, y a tu partido, en contra de la guerra... no me defraudes ahora... no te voté (ni a ti ni a nadie), ni siquiera pensaba que ganarías, pero quería que vencieses.
No se si se nota mucho que no me gustan los nacionalismos (no los nacionalistas, porque el Carod Rovira es una cachondo).
A Valladolid le vendría bien una sede ministerial… piénsatelo Zapatero.

0 Responses to “Politiqueo nacional”

Publicar un comentario



© 2006 Master Of Puppets | Blogger Templates by GeckoandFly.
No part of the content or the blog may be reproduced without prior written permission.
Learn how to make money online | First Aid and Health Information at Medical Health