Ufología acientífica

El tema OVNI, o el fenómeno OVNI, está ya bastante trillado, muy explicado, y no cabe lugar a dudas la falsedad del mismo, y, por tanto, la imposibilidad de que la ufología, que reúne a los “estudiosos” de los ovnis, se convierta en una ciencia como la biología o la física.
La ufología, o, más bien, los ufólogos, no respetan las teorías o incluso los principios físicos y, en ocasiones, biológicos y, partiendo de que no se puede negar con rotundidad y con certeza científica nada, sacan conclusiones descabelladas, sin sentido, a partir de objetos que no están explicados, aunque, últimamente, también a partir de objetos explicados, alegando que la explicación no les convence.
Ni una sola prueba que se pueda calificar como tal se ha aportado para sostener las teorías de vida inteligente que visita nuestro planeta. Ni siquiera hay pruebas de que exista vida extraterrestre, aunque no sea inteligente ni evolucionada, aunque se supone que esta exista, en algún lugar del universo, a tenor de las leyes de la estadística. Sería poco probable que fuésemos el único planeta habitado, teniendo en cuenta la cantidad de planetas con condiciones similares al nuestro que se supone que pueden albergar vida. Con las mismas leyes de la estadística, las enormes distancias que separan esos planetas del nuestro hacen imposible, a no ser que se modifiquen las leyes de la física, en concreto esa que establece la velocidad de la luz como límite, que esa vida nos visite.
Los ufólogos, para defender sus tesis, siempre parten de la creencia en que hay vida en otros planetas, vida inteligente, más inteligente que nosotros, y que esa vida, con su superior tecnología, nos visitan. A partir de aquí, las prácticas de estos seres y las conspiraciones gubernamentales para ocultar su existencia son muchas y variadas. La verdad es que, actualmente, por el hecho de no tener pruebas, podemos afirmar que somos el único planeta habitado y nuestra especie la más avanzada del universo. Siempre que, claro, no se demuestre lo contrario. Y las teorías de existencia de vida en otros planetas basadas en la estadística no son pruebas de ello.
Metiéndonos directamente en los métodos que tienen los ufólogos para vendernos sus patrañas, podemos determinar que, la calificación de científico les viene muy bien. Por ahora, se conforman con meterse en la universidad como asignatura o carrera, como objeto de estudio, aunque no sea a nivel científico. La ufología no es ciencia por varias razones.

1- Se cimienta sobre axiomas falsos o no probados, como la existencia de vida extraterrestre más avanzada que nosotros.
2- No siguen el método científico, confiando en la veracidad de testimonios y en pruebas videográficas o bien inconcluyentes o ambiguas, o bien completamente falsas (o falsables). Cuando dicen que una fotografía no se puede trucar, mienten. Si se puede trucar, es muy fácil, y sus controles (ignoro cuales serán) pueden ser superados (ejemplo: si lanzas un disco al aire, y lo fotografías, esa foto pasará todos los filtros que le quieran poner).
3- No proponen alternativas. Se cargan flagrantemente una o varias leyes o principios aceptados por la comunidad científica, probados hasta la saciedad, y no proponen alternativas (ni eficaces ni absurdas, no proponen alternativas). Su único fin es dar base a una teoría que carece de ello.
4- Critican la ciencia. He oído hablar de la “dictadura científica” o del “negocio de la ciencia”, también de la dogmática, la mente cerrada, la ortodoxia científica… siempre, claro está, en boca de aquellos que, al contrario que la ciencia, sostienen sus teorías en base a mentiras, o directamente en base a nada. Estos son lo peor. Os pongo un ejemplo, un mensaje criticando de forma totalmente irracional la ciencia, en la lista de correo de Iker Jiménez:

“ A mi entender lo que creo que le pasa a la mayoria de los cientificos en que
estan bajo el yugo dictatorial de la Dictadura Cienfica ese colectivo que al
final acaba vendiendose al poder impidiendo que susodicha se use para el bien
humano ..la ciencia es una Mafia la imagen del investigador de laboratorio en
plan Pasteur es pasado.. ahora financiamos investigacion que no nos llega que se
deriva a otros menesteres mas oscuros y malignos ..y luego quieren que los
ufologos e investigadores les tengamos respeto cuando ellos desde su poltrona
altiva y ciega nos quieren dar lecciones de moral e inteligencia .
Yo tengo
un testigo directo de un avistamiento y no una luz si no una nave solida que le
acompaña durante varios kilometros cruzandosele delante del coche al amanecer
para luego desaparecer a una velocidad de vertigo al acercarse un vehiculo de
frente ..el testigo es fiable y lo avala un guardia urbano de mi ciudad que es
compañero de caza y fue quien me puso en contacto con el testigo que ademas es
timidisimo..y luego estos de la ciencia quieren que cerremos los ojos y veamos
fenomenos explicables y perdonen la expresion por cojones ...es pa mear y no
hechar gota.”


Y es que, parece ser que el defender tus opiniones en base a la razón no se lleva.
También se puede leer gente que le otorga el calificativo de “seria” a determinado tipo de ufología (aquella que defiende la existencia de marcianitos verdes despegándose de los friks que salen por la tele diciendo que tienen hijos de extraterrestres (aunque he visto en la revista “Más Allá” (creo que era en esta) un artículo sobre una tía de Galicia que decía que le había preñado un et, presentando los análisis ginecológicos que demostraban que estaba embarazada y su inefable testimonio en el que aseguraba no haber mantenido relaciones sexuales con un hombre desde hacía bastante tiempo)). La ufología “seria”. También el calificativo de científica, algo que raya la lógica. Cuando miles y miles de expertos científicos hablan sobre la imposibilidad de los viajes interestelares, las aberrantes pruebas ufológicas que no prueban, las evidentes falsificaciones, las irracionalidades de determinadas teorías, etc., los ufólogos “serios” no tardan en descalificar a estos científicos, en mostrar la equivocación inequívoca de su afirmación, en descualificar a los cualificados… dando a entender que los títulos o doctorados no sirven para dar validez a una declaración, algo que, por otra parte, es completamente cierto. Sin embargo, no se cortan en utilizar sus títulos, sean cuales sean, para dar un grado de aprobación… y eso que, salvo alguna excepción, la mayoría de los que se dedican a estos temas son psicólogos, periodistas… gente que sabe más bien poco de física.
Un argumento que suelen esgrimar a la hora de descalificar a la ciencia, es el avance de la misma, es decir, el hace xxx años, la ciencia decía tal cosa, ahora dice esta otra. Esto se debe a dos factores, el primero es que, antes, no era necesario especializarse para estudiar la ciencia, todo el conocimiento era fruto de la observación y de la experimentación, y las conclusiones, la mayoría de ellas, son acertadas y usadas incluso hoy en día (como, por ejemplo, la dinámica de Newton), pero otras son erróneas. El otro factor, es el factor represión científica, que no es represión por parte de la ciencia, sino a la ciencia (algo que se les suele olvidar) por parte de la iglesia. El caso más conocido y destacado, es el de Galileo, que afirmaba que el sol era el centro del universo (en eso estaba equivocado), y la tierra giraba a su alrededor. Tuvo que retractarse para evitar la hoguera. Muchos de los ufólogos modernos se identifican con Galileo, autoproclamándose “modernos Galileos”, creyendo que, como en este célebre caso, ellos tienen razón y sufren la represión, pero que algún día serán reconocidas sus teorías y esos científicos malos y represores no tendrán más remedio que tragarse sus palabras. Puede que ninguno de nosotros sobreviva para ver ese momento, sin duda histórico… quizás tampoco nuestros hijos, nietos, bisnietos… quizás tampoco la especie humana… pero algún día será reconocido.
Como conclusión, podemos afirmar que, para los ufólogos, la ciencia es mala, represora e irracional. Mientras que para los científicos, la ufología es mala, represora e irracional. Sólo hay un matiz a añadir, vivimos en una era científica, donde el avance se debe, principalmente, a los descubrimientos científicos, donde la calidad de vida es la mayor que nunca jamás hubo en la tierra, donde la esperanza de vida sube cada día más, donde las enfermedades se combaten cada vez de manera más efectiva gracias a la medicina (y no a la homeopatía o naturoterapia), donde pasamos de sobrevivir a supervivir, y nuestra vida puede estar dedicada a nosotros, y no a nuestro trabajo. Y eso lo ha conseguido la ciencia, con su ortodoxia y su mente cerrada, con su represión, con su insulso método científico.

0 Responses to “Ufología acientífica”

Publicar un comentario



© 2006 Master Of Puppets | Blogger Templates by GeckoandFly.
No part of the content or the blog may be reproduced without prior written permission.
Learn how to make money online | First Aid and Health Information at Medical Health