Bilingüismo radical

Este texto lo escribí cuando el PSOE aprobó una moción en el Congreso de los Diputados sobre las selecciones autonómicas, completamente ambigua y que dió lugar a fantasiosas declaraciones nacionalistas. Ya que IU y los nacionalistas han vuelto a reclamar la posibilidad de competir en encuentros internacionales para las selecciones autonómicas, no está de más echarle un vistazo... aunque sobretodo trata de la lengua (que también está de moda), y su relación con el nacionalismo (que, en el fondo, todo está relacionado).

Últimamente, el nacionalismo busca adalides en pequeños signos, en los que el gobierno de talante de Zapatero se muestra ambiguo. Este ha sido el caso de las selecciones autonómicas (algo que, por cierto, atenta sospechosamente contra el sentido común).
Pero, en las comunidades en las que el nacionalismo se impone al resto de fuerzas políticas, se vuelve a recurrir al ya trillado tema del bilingüismo.
Desde el gobierno catalán se desea una justicia catalana, con catalanes que hablen catalán, pese a lo que pueda decir la constitución de todo esto.
En una entrevista a Joan Puigcercós, portavoz de ERC en el congreso, en la Mirada Crítica de Telecinco, sobre el tema de los juzgados, se tocó de cerca el problema actual del bilingüismo.
En los juzgados del conjunto del territorio español, incluidos Galicia, País Vasco y Cataluña, el idioma oficial en el que se habla y se tramitan todos los procesos legales es el castellano (todos han de hablar en castellano a no ser que tengan un interés especial en declarar en otra lengua, para lo cual se buscaría un traductor). Los funcionarios de esta institución no tienen porque ser catalanes (en el caso de estar lo juzgados ubicados en Cataluña), ni hablar en catalán.
Según el portavoz de ERC en el congreso, esta institución debería catalanizarse (palabra que, sorprendentemente reconoce mi editor de textos sin señalar error alguno) y tramitarse en ambas lenguas (que, por mucho que digan, no tienen el mismo grado de oficialidad en ninguna parte de España). Las razones de esto son realmente preocupantes. Al parecer, los catalanes se expresan con dificultad en castellano, y, dado que piensan en catalán (como dijo Maragall, tienen una “visión catalana del mundo”), han de traducir simultáneamente al castellano expresando deficientemente aquello que expresarían convenientemente en catalán.
Para mí, esto es una nota al Gobierno encriptada desde el Tripartito Catalán. Se necesitan más horas de castellano en las aulas. Las que hay son pocas. Además, convendría fomentar el uso del castellano con algunas iniciativas culturales, así como con buenos hábitos de uso de la lengua propia del estado, esto es, volver a recuperar para el castellano dialectos olvidados por los periodistas (espero que no por los profesores de geografía), como son Gerona, Lérida, La Coruña... que se tienen como correctos y socialmente aceptados pese a su incorrección (yo nunca hablo de England sino de Inglaterra) y son utilizados únicamente con estas zonas de mayoría nacionalista, pues nadie habla en la prensa de Asturies o Xixón (pese a ser correctos en Bable).

Aún recuerdo el último partido de Luis Enrique en el Barcelona. Estaba escuchando en la radio otro partido cuando conectaron en directo con la entrevista de Luis Enrique. Las preguntas fueron ejecutadas en catalán y respondidas en castellano por el jugador. Tras esto, el presentador del programa de radio Radio Estadio, de Onda Cero, dijo lo siguiente (no sé ahora si exactamente igual…):

- “Podía haberles respondido en Bable, pero Luis Enrique tiene la decencia de pensar que esto lo estarán escuchando en toda España”.

El bilingüismo llevado al extremo de no permitir la perfecta recepción de una entrevista al público…(esto me jode personalmente, me interesaba esa entrevista (soy del Barelona, como el presi)).

Otro hecho reseñable de la tozudez nacionalista por lo simbólico fue el reciente intento de un congresista de ERC (estos están en todo, desde Perpiñán hasta Madrid) por formular una pregunta en catalán, incumpliendo el reglamento de la cámara e imposibilitando a aquellos que no hablen catalán entender su pregunta. Tras dos intentos que el Presidente de la cámara impidió, el congresista decidió pasar la nota, supuestamente en catalán, a aquel que era objeto de sus cuestiones. Una reseña más de la opresión del estado español a aquellos que no se sienten como el resto.

No entraré en este texto sobre los orígenes nacionalistas, pero, la obligatoriedad en la enseñanza y ocupaciones varias de una lengua propia de una región (imponiendo el idioma a todo aquel que ose acercarse a sus dominios) y funcionalmente de tanta utilidad como el latín, que, como destacan muchas veces los nacionalistas, hablan 10 millones de personas (insignificante frente a los 400 millones de personas que hablan el castellano), amén de utilizar la lengua oficial del estado, el castellano, me parece un déficit en la calidad de vida de aquellos que, por razones ajenas, han de irse a vivir a estas zonas y no tienen intención, en principio, de hablar otra lengua por conveniencias políticas. En el relato de la torre de Babel, las diferentes lengua se ven como un castigo divino, no como una muestra de la diversidad y pluralidad de un estado que alberga a diferentes culturas. El idioma es necesario para una correcta comunicación y un entendimiento en las cosas realmente importantes de nuestra vida de las que los políticos han de hacerse cargo. Para mí, la situación ideal para estas regiones, es la situación de Asturias, que, pese a tener un pasado histórico parecido, poseer una lengua propia y un acérrimo amor por su tierra, no obliga a nadie a hablar su lengua (yo he vivido allí 13 años y no se hablar Bable).

A continuación expondré dos textos sobre este tema, uno claramente nacionalista y otro más neutral, de alumnos de 2º de Bachillerato del IES. Beatriu Fajardo de Mendoza, de Benidorm, con una pequeña nota explicativa al principio del profesor sobre la situación:

“En la asignatura de Sociología del 2º curso de Bachillerato de Humanidades, se suele estudiar el interesante tema del nacionalismo. Muy relacionado con él, por aquello del “nacionalismo lingüístico”, se halla el problema del bilingüismo existente en muchos territorios del mundo y de España. Ya que estamos en la Comunidad Valenciana, territorio bilingüe, es interesante conocer las opiniones de quienes se están educando allí, así que aquí van unos ensayos redactados por los alumnos sobre «El problema del bilingüismo en la Comunidad Valenciana». Es fácil percatarse, eso sí, de que nos hallamos en Benidorm, lugar turístico donde los haya y tradicional recipiente de inmigrantes, con lo que el catalán es aquí una lengua minorizada y los sentimientos nacionalistas se hallan reducidos a un mínimo.”

Profesor de la asignatura: Juan José Lara Peñaranda
IES. Beatriu Fajardo de Mendoza
Benidorm


“Para poder hablar de valenciano, catalán, balear, rosellonés o aranés primero tenemos que entenderlos como dialectos que entre todos forman una lengua: el CATALÁN. Y ninguno de estos dialectos es más importante que el otro indistintamente del número de hablantes de cada dialecto.

Si hablamos del catalán como el conjunto de estos dialectos, o sea, como lengua, hay que decir que somos nueve millones de españoles los que hablamos esta lengua. Es un porcentaje bajo con respecto al castellano, lengua oficial de España, pero bastante bueno si lo comparamos con el vasco, el gallego o el asturiano, que son muy inferiores.

Para mi el catalán es tan válido e importante como el castellano, pues se habla en España desde tiempos de los romanos, cuando se difundió el latín a causa de la caída del imperio en el siglo V.

Siendo esta lengua tan antigua, no sé cómo las personas que la hablamos no hacemos nada para difundirla, o al menos conservarla para que no se acabe perdiendo, pues sería una lástima, pues al fin y al cabo es cultura general.

En los últimos años con tantos inmigrantes del interior de la península, nuestra comunidad se ha visto invadida. Podríamos decir que casi hay más “castellanos” que gente de aquí que aún hable nuestra lengua.
Por eso para que el catalán no desaparezca, la Generalitat debería invertir un mínimo para fomentarlo. Y la mejor manera es empezar por la enseñanza. En el caso de la Comunidad Valenciana deberían hacer obligatorio el valenciano en las escuelas e institutos para que desde pequeños los niños aprendan a hablarlo, aunque no lo utilicen normalmente, pero al menos que pueda defenderse y si se da el caso que tenga una conversación con algún valenciano que pueda contestar en ésta lengua que es la que se debe hablar aquí y seguro que quedará como un rey.

Como obligar a estudiar el valenciano es un poco difícil porque no todo el mundo está a favor y hay mucha diversidad de culturas con sus respectivas lenguas, lo ideal sería dar más asignaturas en valenciano aparte de ésta.

Esto no es lo único que se puede hacer por nuestra lengua. Se puede difundir de muchas otras maneras:
-en carteles y señales:
¿por qué carteles en castellano e incluso en inglés y no es valenciano, que es como deberían estar? Porque hasta donde yo tengo entendido, el inglés no es ninguna lengua oficial ni de la comunidad ni del país. Entonces, no se que “pintan” por todos los bares y comercios.

En cuanto a las señales de tráfico, tendrían que ponerse en los dos idiomas o sólo en valenciano, pero no sólo en castellano porque no es la única lengua que se habla aquí. Aunque señales en valenciano podemos encontrar, pero muy pocas en relación a las que hay repartidas por toda la zona de habla catalana.
-en televisión:
ya existen dos canales en valenciano, uno íntegramente en valenciano (punt 2) que además es muy cultural y educativo, y otro que combina los dos idiomas (canal 9).
Creo que éstas son maneras indirectas de aprender valenciano y familiarizarse con él, pero sobre todo de fomentarlo.

Para un valenciano no hay nada peor y que te haga sentir más mal, que acudir a un establecimiento público y al hablar valenciano que contesten la típica frase: “¿me puedes hablar en castellano?”, o peor aún: “¿me hablas en cristiano?”. Que pasa, ¿qué el valenciano no es cristiano? Pues que sepan que para poder atenderme, antes han tenido que pedir un permiso de apertura de establecimientos, que curiosamente está escrito en valenciano.

A todas esas personas que vienen aquí sin tener ni idea de valenciano no deberían dejarles trabajar en estos sitios sin hacerles unos exámenes o pruebas mínimas de la lengua, que yo encuentro requisito indispensable si quieren trabajar aquí. Si no están de acuerdo en hablarlo ni aprenderlo, se pueden ir a sus respectivas comunidades que allí no correrán el riesgo de que alguien les hable valenciano. Pero si realmente quieren mejorar económicamente y por ello deben venir aquí a trabajar, no debería suponerles ningún esfuerzo aprender valenciano, sino una ayuda para mejorar en cara a la sociedad.
Lo que está claro es que no vamos a conseguir nada por nuestros medios sin ayuda de la Generalitat, que desgraciadamente es poca. Si la Generalitat hubiese querido que se utilizase más el valenciano ya habrían hecho algo, pero creo que en verdad les da igual y es triste porque siendo la lengua propia de esta comunidad, deberían hacer algo más por ella. Como en el caso del catalán en Cataluña, donde el gobierno hace algo más por la lengua que un día nos dejaron aquí y que desde entonces ha permanecido y que gracias a unos cuántos (muy pocos por desgracia) el valenciano, catalán, balear, rosellonés y aranés seguirá vivo y espero que no sólo en nuestros corazones, sino también en los de los “inmigrantes” viven aquí.”

Eugenia Reig Romà


“El valenciano es una lengua antigua y por motivos culturales, nacionales sigue en vigor, todavía se mantiene.

No la veo una lengua muy importante, vamos, nada importante, por lo menos en Benidorm, zona turística... Que la demos en el instituto... vale... al fin y al cabo Benidorm pertenece a la Comunidad Valenciana.

Bueno, el bilingüismo por ahora lo llevo bien, sólo me molesta dos horas a la semana en el instituto, bueno, a la larga nos viene bien porque si nos vamos a los pueblos que nos rodean el valenciano es hablado en casi todos los ámbitos de uso y por lo menos los entenderemos, gracias a esas dos horas molestosas.

Pero por ejemplo en Cataluña, que en el instituto se da todo en catalán, eso ya es más duro y ni siquiera los que vienen de otros sitios les hacen una excepción, en cambio, aquí sí, así que por lo menos somos mucho más tolerantes en cuanto al valenciano.

Así que me da igual que haya dos idiomas, ya que entiendo los dos, pero sólo utilizo y utilizaré siempre el castellano.”

Kesia Uribe Antón

Estos textos han sido obtenidos del siguiente enlace:

http://www.lacavernadeplaton.com/actividadesbis/bilinguis0203.htm

Son textos muy interesantes y que muestran variedad de opiniones.


Volviendo al tema que nos ocupa, en estos dos textos podemos observar dos razonamientos sobre el bilingüismo en Valencia. En el primero de ellos, se defiende a ultranza el idioma aludiendo a la defensa de la cultura (imponiéndola). Como dije antes, en Asturias la cultura está perfectamente protegida sin imponerla. En el segundo, se alude a la pesadez de una asignatura inútil impuesta por motivos políticos. De nuevo, vuelvo a Asturias para comentar que, el Bable es optativo, de nuevo, sin imponer a nadie culturas ajenas.

En definitiva, haciendo un pequeño acto de reflexión, se puede determinar que el bilingüismo en España se debe única y exclusivamente a un irrefrenable afán de políticos y nacionalistas de irritar de manera recurrente e indiscriminada las gónadas masculinas. Tratando temas menores como éste que insultan a nuestra diversidad imponiendo una lengua minoritaria y despreciando la lengua que por más de 500 años se ha hablado en nuestro país no por ideología sino por necesidad de entendimiento, no llegamos a ningún sitio.

1 Responses to “Bilingüismo radical”

  1. # Anonymous Anónimo

    CONSIDERACIONES SOBRE EL ORIGEN DEL VALENCIANO


    Según la ciencia de la sociolingüística y desde cualquier ámbito internacional de esta disciplina científica, está plenamente demostrado y comprobado que la Lengua Valenciana es un idioma con una evolución, características e identidad diferente e independiente al de la lengua Catalana.

    Está científicamente demostrado que por evolución y origen los dos idiomas presentan tal serie de diferencias que resulta imposible, artificioso e irracional tratar de unificarlos como una única lengua o pretender que uno derive del otro.

    No es cierto que la lengua valenciana sea un dialecto del catalán, Sí que es cierto la existencia, al menos en su origen, de una gigantesca cultura unificada que disponía de su propia lengua, la de OC, perteneciente a un conjunto europeo formado por Occitania y Aragón.

    A día de hoy, según la sociolingüística, son dos idiomas separados y autónomos, con rasgos y características diferentes que los configuran como dos lenguas distintas que no pueden aglutinarse bajo una misma normativa lingüística.

    En el XVI Congreso Internacional de Lengua y Filología Románica se propuso por parte de los catalanes la firma de un documento que reconociese la unidad del catalán y del valenciano. De 723 congresistas sólo 36 firmaron el documento que afirmaba la unidad de la lengua catalana y valenciana. De los 687 que no firmaron destaco algunos nombres: Karlo Budor, Zagreb; Silvia Faitelson, Québec; Ulrike Vom Bruck, Munich; Flora Klein, Georgetown, USA; Norioski Miyake, Japón; Jorge Stepanov, Moscú; Bernard Pottier, Sorbona; Ettore Finazzi, Roma.

    Hace tiempo ya se demostró (aunque hoy día el catalanismo lo niegue y esconda), que el Catalán es un dialecto de la lengua Occitana, que llegó desde el sur de Francia, durante la Alta Edad Media, a las tierras de los condados Francos de la "Marca Hispanica" (condados desunidos que mucho más tarde se aglutinarían formando Cataluña). Fué en esa época y durante la "Reconquista" cuando esos condados se llenaron de occitanos que hablaban en lengua Occitana ("Languedocien" más concretamente), del que nació el dialecto "Occitano del sur", conocido popular y tradicionalmente como "Catalán".

    El punto diferencial entre la Lengua Valenciana y la Catalana estriba en que el "Catalán" recibió en la Edad Media un aporte muy importante de hablantes occitanos sobre un substrato de carácter también occitano (más antíguo), mientras que el idioma Valenciano se desarrolló a partir de un substrato mozárabe que hablaba un "romance Valenciano" derivado del latín vulgar, que recibió un aporte mucho más heterogéneo de hablantes.
    Este hecho diferencial entre el Valenciano y el Catalán es el que determina que sean dos idiomas diferentes, ya que al observar los inicios de las dos lenguas queda claro que el Valenciano no nace como un dialecto del Catalán, sino como transformación de un romance Valenciano autóctono bajo la influencia de otras hablas romances superpuestas a éste.


    "Agua pasada no mueve molino", lo que quiere decir que, aunque en la Edad Media (hace 800 años), el Valenciano y el Catalán pudieran haber sido más parecidos, hoy en día están claramente diferenciados y son dos lenguas con una evolución distinta y separada, que pertenecen cada una a un colectivo social y político distinto e independiente el uno del otro.

    El intento de todos los que hoy día, por intereses políticos y económicos, quieren que el Valenciano se parezca artificiosamente al Catalán, es una maniobra involucionista anti-natura que no se ajusta a la realidad evolutiva de la lengua.

    Por todos los motivos expuestos, la Lengua Valenciana tiene todo el derecho, desde el dictamen científico de la sociolingüística, a mantener su nombre histórico de "Valenciano" o "Lengua Valenciana", a tener una normativa lingüística propia valenciana y a defenderse de todos los ataques que padece por parte de los grupos pan/catalanistas que quieren cambiarle su nombre por el de "Catalán" y transformarla en dialecto Catalán aplicándole artificiosamente la normativa lingüística catalana (todo eso con el ánimo de incluir a las tierras valencianas dentro de unos ficticios "Països catalans" ("Eurorregió"), para darle mayor peso político a las ambiciones separatistas de Cataluña respecto al Estado Español).


    TESTIMONIOS HISTORICOS SOBRE EL NOMBRE E IDENTIDAT DE LA LENGUA VALENCIANA


    Fra Antoni de Canals (1352-1419), frare dominic com Sant Vicent Ferrer, en el pròlec de la seua traduccio del "Valeri Maxim" aclarix que realisa una traducció de la òbra a la llengua Valenciana, sabent que atres ya la han fet en llengua catalana. Testimòni indiscutible de que ya en aquell temps el Valencià i el catala eren consideraes dos llengües diferents:

    Bonifaci Ferrer (1478) germa de Sant Vicent Ferrer, escrivia en l'ultima fulla de la Biblia traduida al Valencià i impressa en Valéncia

    Luis de Fenollet (1481) en "Historia de Alexandre de Quinto Curcio", en la present LENGUA VALENCIANA transferida...".

    Miquel Perez (1482. 1494) en les seues òbres "La imitacio de Jesuchrist" i "Vida de la Sacratissima Verge Maria"

    Joan Esteve (1488) en la seua òbra "Liber Elegantiarum", diccionari Llati-Valencià, diu:

    Johanot Martorell (1490) en la seua òbra "Tirant lo Blanch", impressa en Valéncia.

    Joan Roïç de Corella (1496) en la seua òbra "Primer part del Cartoixa

    Francesch Eximenis (1507) teòlec catala, en la seua òbra "Scala Dei", diu que traduix del Llemosí a Llengua Valenciana

    Fra Tomas de Vesach (1511) en la seua òbra "La vida de la Seraphica sancta Catherina de Sena" diu:

    Joan Bonlabi (1521), catala de Tarragona, en la seua traduccio de "Blanquerna" (de Ramon Llull) a la llengua Valenciana demana disculpes per no ser expert en ella, ya que li resulta forastera

    Rafael Martí de Viciana (1574) en la seua òbra "Libro de alabansas de las LENGUAS Hebrea, Griega, Latina, Castellana y VALENCIANA", entre multitut de referències a la llengua Valenciana.


    Desde su fundación como "Reino de Valencia" en 1238 por el rey aragonés Jaume I, nunca ha estado políticamente subyugada a Cataluña, sino al contrario, siempre ha sido un reino soberano, independiente y en acasiones enfrentado a los catalanes. El único punto en común con Cataluña era que ambos, junto al Reino de Aragón (y otros territorios), pertenecían a la Corona de Aragón. Pero cada territorio con sus propias leyes, fueros, costumbres, instituciones y lengua. Y por supuesto sin que los catalanes tuvieran ningún grado de privilegio o potestad sobre el resto de miembros de la corona aragonesa, menos aún cuando Valencia poseía rango de reino y Catalunya era una simple referencia a una serie de condados independientes los unos de otros, entre los que el de Barcelona tenía cierta preponderancia sobre el resto (de condados).

    Lengua propia tenía y tiene el pueblo valenciano. Y "Valenciano" es su nombre. En el fondo y en la superficie los catalanes saben que se trata de dos idiomas diferentes y diferenciados, tanto en orígenes como en evolución. Pero como se parecen tanto...no han podido sustraerse a la tentación de utilizar la manipulación y el engaño lingüístico para tratar de obtener benefícios políticos y económicos.

    Su razonamiento es simple (simplón más bien): "Como el idioma Valenciano tiene similitudes con el Catalán diremos que el Valenciano es dialecto del Catalán; por lo tanto (y aquí aparece la pirueta político-lingüística que les da derecho a trinque) como en la Comunidad Autónoma Valenciana se habla Catalán (variante), los que lo hablan son catalanes y sus tierras son Cataluña".

    Mínimo ejemplo de algunas de las muchisimas diferencias entre valenciano y catalan:


    1) Valencià: Este, esta, estos, estes.
    Catala: Aquest, aquesta, aquests, aquestes.

    2) Valencià: Este - Eixe - Aquell (la mateixa arraïl p'a la variant femenina i els plurals).
    Catala: Aquest - Aqueix - Aquell (la mateixa arraïl p'a la variant femenina i els plurals).

    3) Valencià: Açi - Ahi - Alli.
    Catala: Aquí - (no té) - Allí.

    4) Valencià: Meua, teua, seua.
    Catala: Meva, teva, seva.

    5) Valencià: Mosatros, vosatros, mos, vos.
    Catala: Nosaltres, vosaltres, ens, us.

    6) Valencià: Atre, atra, atres.
    Catala: Altre, altra, altres.

    7) Valencià: Huit, dènèu, xixantahuit, doscentes, millo, quint, sext, vigesim.
    Catala: Vuit, dinòu, seixanta-vuit, dues-centes, milio, cinqué, sisé, vinté.

    8) Valencià: Pos mentres que no prenga molt de pa en chocolate (us de "-a", us de "en").
    Catala: Doncs mentre que no prengui gaire pa amb xocolata (us"-i", us de "amb").

    9) Valencià: Hui, els bòus estan en Muchamel (us del vèrp "estar", us de "en").
    Catala: Avui, els toros son a Mutxamel (us del vèrp "ser", us de "a").

    10) Valencià: Els autors han segut uns chics pròu jovens (vèrp "ser" en formes passives).
    Catala: Els autors han estat uns nois bastant joves (vèrp "estar" en formes passives).

    11) Valencià: Davant de mí està el sapo ("de + mí/tú/ell/mosatros/vosatros/ells).
    Catala: Davant meu es el gripau ("meu/teu/seu/nostre/vostre/llur).

    12) Valencià: Deu ser vèrt, com l'herba, no roig (terminacio "-t").
    Catala: Ha de esser vèrd, com la gespa, no pas vermell (terminacio "-d", negatiu "pas").

    13) Valencià: Ademes, lo pijor es que yo pense aixina (us de "lo", us de "-e").
    Catala: A mes a mes, el pitjor es que jo penso aixi (us de "el", us de "-o").

    14) Valencià: Dos hòmens menuts i dos chiques boniques (us de "menut/chicotet").
    Catala: Dos homes petits i dues noias macas (us de "petit" diminutiu, "dues" femeni).

    15) Valencià: Se diu molt pronte com parar un servici roïn (us de "se" impersonal).
    Catala: Hom diu força aviat com aturar un servei dolent (us de "hom" impersonal).

    16) Valencià: Articul, vehicul, vincul (us de "-cul". Excepte "muscle", "mascle").
    Catala: Article, vehicle, vincle (us de "-cle").

    17) Valencià: Formalisar, realisat, analisà (us de "-isar", "-isat", "-isà").
    Catala: Formalitzar, realitzat, analitzada (us de "-itzar", "-itzat", "-itzada").

    18) Valencià: Chufa, chutar, che (us de "ch-").
    Catala: Xufla, xutar, xe (us de "x-").

    19) Valencià: Mege, plaja, coche (us de "g", "j", "ch").
    Catala: Metge, platja, cotxe (us de "tg", "tj", "tx").

    20) Valencià: Novela, ilicità, colège (us de "l").
    Catala: Novel.la, il.licità, col.lègi (us de "l.l").

    21) Valencià: Pronte, conte, assunt (us de "n").
    Catala: Prompte, compte, assumpte (us de "mp").

    22) Valencià: Pobrea, rarea, durea (us de "-ea").
    Catala: Pobresa, raresa, duresa (us de "-esa").

    23) Valencià: Cremà, amparàes, llauraor, ballaora, melaet, picaeta (sense "d" intervocalica).
    Catala: Cremada, emparades, llaurador, balladora, meladet, picadeta ("d" intervocalica).

    24) Valencià: Regateig, braceig (us de "-eig").
    Catala: Regatejo, bracejo (us de "-jo").

    25) Valencià: Noroest, surest, surafrica.
    Catala: Nord-oest, sud-est, sud-africa.

    26) Valencià: Carlos i Ampar estan ahi menjant pòlp (sense articul davant de nòm pròpi).
    Catala: El Carles i la Empar son allí menjant pòp (us d'articul davant de nòm pròpi).

    27) Valencià: Eixir, agarrar, parar, vore, tindre, vindre, assentarse, naixer, traure...
    Catala: Sortir, agafar, aturar, veure, tenir, venir, seure, neixer, treure...

    28) Valencià: Insistixc, seguixc, sapien, creguen, haigga, feres, donares, referix...
    Catala: Insisteixo, segueixo, sapiguen, creguin, hagi, fessis, donessis, refereix...

    29) Valencià: Elig (us de "-ig" so "ch" castellana).
    Catala: Elx (us de "-x" so "ch" francesa).  

Publicar un comentario



© 2006 Master Of Puppets | Blogger Templates by GeckoandFly.
No part of the content or the blog may be reproduced without prior written permission.
Learn how to make money online | First Aid and Health Information at Medical Health