Lógicamente, por supuesto

En multitud de ocasiones (mucho más notable estos días con el revuelo entre el gallinero a raíz de lo de Bélmez), la lógica aplicada para defender según que tesis paranormales es incorrecta. Sin embargo, lejos de cambiar ese mal hábito ilógico, se utiliza más y más, y no será porque no les avisas de la falla en cuestión.

¿Cuántas veces se ha oído cosas como está?:

Pues demuéstrame que no existe

Es una frase muy socorrida que suele denotar la falta de argumentos o de ganas de debate.
Es muy difícil demostrar que algo no existe. En muchas ocasiones imposible.

Para demostrar la inexistencia de algo, ese algo tiene que estar perfectamente definido y en uno límites preclaros. Por ejemplo, a esta hora, día y año, en este lugar, con estas condiciones de presión y temperatura, con este viento y esta humedad relativa, si yo dejo caer un piedra estándar que se rija por las mismas leyes que las piedras conocidas con su misma composición, en un entorno en el que sean aplicables los principios conocidos en un sistema como la Tierra, la piedra llegará al suelo, si sólo si, no actúa ningún factor externo a los ya denotados.

Como se puede ver, esto es más bien hipotético, algo especulativo. Yo no puedo asegurar que no vaya a influir ningún factor externo. Pero, claro, a muchos sólo les interesa la imposibilidad de demostración.

Un caso concreto de esta falla lógica es el de Dios.

Tú no puedes demostrar que Dios no existe

Y esa frase es acertada en su conclusión por dos motivos. El mencionado anteriormente, y las peculiares características de Dios.

A saber, Dios lo es todo, creador de todo, que moldea las leyes de ese todo a su antojo, pero que no se rige por el todo, simplemente no se rige. Ah, y, según algunos, pese a haberlo definido, Dios es indefinible.

No podemos decir si Dios existe o no, pero lo que sí estamos seguros que existe son una serie de preguntas sumamente incómodas sobre ese Dios.

Si Dios es Todopoderoso, ¿puede crear alguien más poderoso que él?

Si Dios es Todopoderoso, ¿puede crear una piedra tan pesada que ni él pueda levantarla?

Y muchas más preguntas incómodas.

Ante esta situación, lo menos que me suelen decir es:

Bueno, ya se ve que contigo no se puede razonar

Por favor, llamarle a lo que estaba haciendo razonar…

Y lo más que me han dicho jamás:

Dejando de lado esas preguntas…

Si, si, déjalas de lado. Pero que cara más dura tienen algunos.

Una de las fallas lógicas más utilizadas durante estos días es el argumento de autoridad.

Yo confió en Pedro Amorós, porque es un gran profesional y lleva años con estos temas.

No es un argumento válido decir que tal o cual no puede mentir porque es un profesional, un serio investigador y bla, bla, bla. Y, mucho menos cuando se ha demostrado que es falso (¿alguien ha olvidado su currículum? En la SEIP sí, porque nunca contestan sobre él).

Y, se utiliza más de lo que se debería:

Hola:

<enlace a El Mundo>


El enlace que os acabo de poner es toda una filípica contra Amorós, el SEIP, y la autenticidad de las caras de Bélmez. Lo he leído, y parece que está instigado por la gente esta anti-paranormal, que se dicen científicos, pero que la mayor parte de ellos no tienen ni titulación y además en la vida han pisado un laboratorio. Pero no estaría de más que alguna voz autorizada (iker, el propio Pedro o alguien que sepa del tema), arrojara luz, y aclarara definitivamente este tema. El que ésta noticia haya salido en un medio prestigioso como Elmundo.es, debería ser preocupante para todos.

Un saludo,

XXXX


Si, si, una voz “autorizada”… pero, ¿autorizada por quién?...

¿Por qué no es válido ese argumento? Porque nos estamos basando en una premisa que puede ser falsa (Pedro Amorós puedo o no mentir). Al igual que no se puede acusar a Pedro de haber pintado esas caras, pues puede o no puede haberlo echo. Otra cosa es que la tesis del fraude sea más plausible que cualquier otra, y se argumente en su favor, aunque sin sentenciar:

No puedo asegurar que Pedro haya pintado las caras, pues no estaba allí. Pero, teniendo en cuenta toda la información que tenemos, esa es la explicación más plausible, respaldada de manera fenomenal.

Este tipo de cosas se oye bastante poco en el otro bando, pero, se oye, que es lo importante (que duden de lo que sus gurús les dicen):

No creo que Pedro Amorós haya mentido, pero se deberían realizar las pruebas determinantes para clarificar esto.

Un ejemplo de esto nos lo da el siguiente mensaje:

Después de los últimos acontecimientos (me refiero a los ocurridos hace un més hasta el día de hoy).

Soy de la opinión que las cosas no debén de tomarse como dogma de fe, o lo que es lo mismo, no hay que ser talibanes del misterio. No hay que ser arpios, pero hay que intentar saber la verdad.

No hay que defender la postura e los que dicen que las nuevas caras son de origen paranormal ni crucificar a los que dicen que son fraude, simplemente hay que investigar en todas las direcciones.

Yo no puedo estar en contra de algo (en todos los sentidos) si no leo y me informo de las teorías de la otra parte, de hacerlo sería parcial.

Y sobre la operación tridente........mucho me temo que la estamos viviendo de nuevo, pero al contrario.

Por lo menos están abiertos a las dos posibilidades (que mienta o que no mienta).

Lo que realmente se nota es que estos argumentos de autoridad están muy solicitados entre la multitud fanática de muchos de los promotores y vendedores del misterio. Así pues, tenemos un claro ejemplo los mensajes de la lista de Iker Jiménez:

Hola, no se si habréis visto esto:

<enlace a El Mundo>

Aquí se afirma sin ningún tipo de duda por parte del periódico que el fenómeno de Belmez es falso, y que Pedro Amorós no es lo que dice ser.

Iker ¿podéis decir algo al respecto? Yo confío en vosotros, me gustaría saber que opináis de esto y si hay algo de cierto en lo que denuncian.

Gracias.

Y otro más:

Hola a todos,

Bueno, en primer luegar escribo porque estoy un poco, no se como decirlo, sorprendida, no se... con la noticia del Mundo, y tambien con un par de artículos que he leido a partir de este de hoy sobre Pedro Amorós, en ellos se dicen muchas cosas sobre este señor, y en muchos de ellos afirman que Pedro Amorós no es quien dice ser, que miente en cuanto a su curriculum, y bueno yo estoy un poco aturdida con la noticia, aunque parece que ya venía de hace varios años. Yo no quiero suscitar ningún tipo de polémicas, pero yo tengo confianza en el programa Milenio y en el equipo que formais y que realizais éste y claro leo estas cosas, tan categoricamente afirmadas y puedo dudar, entonces me gustaría saber que está sucediendo, si Pedro Amorós es quien dice ser o si sus títulos, sus colaboraciones y demás son falsos como se afirma según investigaciones de periodistas del propio diario el Mundo.

Yo ni creo ni dejo de creer, dudo de cosas, y de otras no tanto, y por eso me gusta el programa porque siempre dejais una puerta abierta pero siempre tratais las cosas con sinceridad, y ahora estoy un poco preocupada por esto que estoy leyendo...

En fin, que no se que pasa entre el mundo de la parapsicología que parece que unos se echan los trastos a otros.

Un saludo a todos.

XXXX

En fin, que los argumentos de autoridad son los preferidos por quienes defienden lo paranormal, aduciendo a que tal revista de divulgación pseudocientífica ha dicho tal (los informes de la SEIP sobre las nuevas caras de Bélmez se van a publicar en Enigmas, una revista, como todo el mundo sabe, de máxima seriedad y referente de la comunidad científica), o que tal persona, experto en algo que ni siquiera él se cree, ha dicho que tal o cual.

Pero, sin duda, lo más interesante, son los argumentos que transforman completamente el entorno de modo que hacen que la única lógica aplicable sea la partidaria de lo paranormal. Un argumento que es comúnmente conocido como “conspiración”.

La conspiración suele ser muy utilizada en la ufología (ya sabéis, el simulacro de investigación tan conocido). No hay más que leer alguno de los escritos de J. J. Benítez, a quien le persigue todo Dios para “silenciarle”:

Mis detractores suelen hacer más ruido que mis lectores, porque son fanáticos. No están bien informados. Se trata de intoxicadores profesionales, gente pagada por los servicios de inteligencia o tontos útiles. Lo puedo demostrar.

Pero, antes de demostrarlo, tendrá que salir del agujero en el que se ha metido a raíz del video de construcciones lunares de la serie indocumental “Planeta Encantado”.

Pero, no sólo los ufólogos, sino cualquiera en el mundo de la venta de misterios, como se desecha del monográfico de Más Allá sobre conspiraciones, donde se trata con conspiraciones de la historia, de la ciencia y de todo lo conspirable.

Pero, ciñéndonos al caso de Bélmez, tenemos también conspiraciones:

Yo soy muy partidario de Don Pedro y personalmente creo que está siendo víctima de una farsa en la que los medios de comunicación le han tomado como cabecilla de turco y lo usan de víctima propiciatoria, para veneder ellos más diarios o lo que sea.

Y también:

A mi modesto entender,no creo que se esté intentando desprestigiar gratuitamente el fenómeno.Creo que mediáticamente nos encontrabamos en un punto en que formulas televisivas que habian arrastrado grandes audiencias se encontraban en claro retroceso.

Para mi se trata de crear polémica e intentar aprovechar un tema que atrae a mucha gente como es el misterio de lo inexplicable.El tema más candente y actual era el de Bélmez. Solución,creemos una buena pólemica,incluyamosla hasta en la sopa y ya tenemos nueva programación de telebasura.Famosillos,vividores y demás peleandose en público y ante la audiencia,llenándose la boca de "verdades" a medida según convenga.

Poner una polémica en la calle es el mejor modo de atraer audiencia. Por eso quisiera,desde mi perspectiva exterior,animar desde aqui a los que realmente tratais y considerais estos temas como algo digno de un estudio riguroso,a que sigais como hasta ahora e intenteis manteneros al margen del que creo será un nuevo "circo" televisivo,pues con el tiempo todos acabaran en el lugar que les corresponde,unos contribuyendo a dar luz a cuantas investigaciones sean necesarias para conocer la verdad y el resto creando basura mediática porque su último fin no es la verdad sino la audiencia.

XXXXX


Las polémicas son de los medios porque ya nadie traga que un gobierno como el actual orqueste una conspiración contra esto (bueno, antes también era infumable (en el franquismo), pero es que ahora es absurdo completamente).

También se ha acusado a ARP de estar detrás de esto (algo que no es cierto).

¿Por qué se hace todo esto? Para amoldar el entorno, como he dicho antes, a la premisa que más nos guste.

Todo indica la manufactura de las caras… pero, claro, teniendo en cuenta las conspiraciones de la “ciencia oficial”, la del poder en la sombra, la de los franquistas, los intereses políticos (el gobierno de Bélmez es del PSOE), y el odio visceral e irracional de los escépticos “comebebés” de ARP (aunque ellos digan lo contrario, y lo acrediten con pruebas, son de ARP), pues todo cambia, y la lógica nos dice que, después de haber manipulado todo lo manipulable, y aplicando como verídico premisas falsas (como que lo inexplicable (por falta de pruebas, por ejemplo) es paranormal), pues llegamos a la conclusión lógica de que las caras son paranormales, pasando, claro está, por un innumerable (bueno, seguro que se puede numerar) compendio de estadios ilógicos.

Ahora, procederemos al análisis de un mensaje particularmente ilógico de uno de los defensores de lo paranormal y sus proveedores:

Lo que me fastidia a mi del periodista de El Mundo es que entre col y col meta la lechuga de "María Gómez, descubridora del falso fenómeno". Tío, que lo de ahora pueda ser un fraude, como que pasa, pero no metas a lo otro de por medio. Además, él mismo argumenta en su contra, porque si Amorós, la alcaldesa y todo Dios está en Bélmez compinchado para sacar tajada de las Caras, ¿cómo es que los herederos de María no se prestan a ello también a ello dejando que pinten en su casa, si ellos mismo empezaron el fraude?. Resulta que Amorós no puede "pintar" en casa de María porque sus herederos no le dejan. Si Amorós es un farsante...entonces los herederos son legales, ¿no? Y el fenómeno original es real, o por lo menos no es un fraude como el de ahora, ¿no?

Veamos:
¿cómo es que los herederos de María no se prestan a ello también a ello dejando que pinten en su casa, si ellos mismo empezaron el fraude?.

Nos estamos olvidando de que no hace mucho (este verano), la casa “vieja” de las caras se vendía al mejor postor por un precio no inferior a 100 milloncetes de pesetuquis (joder, que cursi ha quedado), e incluso se habló de 500 millones. Sí se ha intentado sacar beneficio de esto por parte de los herederos (algo que dio mucho que hablar en la lista de correo de Iker Jiménez, habiendo gente que pedía la expropiación de la casa de esos avaros y malvados herederos).

Resulta que Amorós no puede "pintar" en casa de María porque sus herederos no le dejan. Si Amorós es un farsante...entonces los herederos son legales, ¿no?

Menuda deducción. Es para darle un premio. De todos modos, si aplicamos la misma lógica, si Amorós no ha defraudado, lo han hecho los herederos, ¿no?

Y el fenómeno original es real, o por lo menos no es un fraude como el de ahora, ¿no?

Si yo fuese Amorós, también demandaba a éste. Ha dicho, con todas las letras, que el fenómeno actual es un fraude, gracias al uso de una personal deducción lógica.

Sea como sea, se ve bien claro de que pie cojean los defensores de lo paranormal. Y, es que, es normal intentando defender algo que no se sustenta en la lógica racional, sino en la creencia, en la fe.

0 Responses to “Lógicamente, por supuesto”

Publicar un comentario



© 2006 Master Of Puppets | Blogger Templates by GeckoandFly.
No part of the content or the blog may be reproduced without prior written permission.
Learn how to make money online | First Aid and Health Information at Medical Health