SIB, en efecto

Resulta algo raro que en la facultad de ciencias (más concretamente los físicos… aunque también los químicos y los biólogos), no se hable de estos temas más que como chanza o broma. Y es que, cualquiera que tenga un mínimo de sentido común, verá las fantasías de estos divulgadores de la incultura.
He entrado en la SIB, Sociedad de Investigaciones Biofísicas, que se dedica a intentar darle una aprobación científica a aquello que realmente carece de ella, como es la parapsicología o la ufología, donde he leído, un poco asombrado, que intentan integrarse en la Universidad con su parapsicología como una materia más de estudio, y que recaban apoyos de docentes y estudiantes… supongo que no será en la facultad de ciencias… por lo menos no en la de Valladolid (no que yo haya visto).
La verdad es que la página esta currada… con flash y tal…
Para empezar, que mejor que ir a la sección donde nos cuentan su historia. Hace mucho, mucho tiempo, en 1996 para ser exactos, en un lugar muy, muy lejano, en Granada, un grupo de jóvenes con dilata experiencia, junto con otro grupo de jóvenes sin dilatada experiencia, decidieron, mientras tomaban un café (como se suelen tomar las decisiones, sobretodo si bebes mucho café… aunque, bueno, no lo decidirían mientras tomaban el café, lo decidirían antes o después de tomarlo, no durante) formar la SIB (ah, se me pasó, los experimentados junto con los otros ya formaban un grupo donde trataban estos temas y se las ingeniaban para acudir a lugares donde se seguían tratando estos temas). En 1997, gracias a la inestimable ayuda de Miguel Pereira, delegado en USA (es que no saben castellano… USA = EEUU), consiguieron figurar en el Registro de Asociaciones de la Universidad de Granada (me parece que la tuna también pertenece a este registro). Así pues, tienen el derecho y el deber de realizar actividades. Actualmente, la SIB es una de las más respetadas agrupaciones independientes en el campo de la parapsicología y la ufología, en lo que no tengo absolutamente nada que objetar, y cuenta con delegaciones en puntos clave de la península ibérica e incluso del extranjero (pueden estar en la península y en el extranjero… en Portugal o Gibraltar…). Muchas de sus investigaciones (que ya explicaré más abajo) han sido asesoradas por la Guardia Civil u otros organismos públicos. También, muchos de sus estudios no son públicos para garantizar la confidencialidad de sus testigos (que proporcionan testimonios que no tienen validez científica) u organismos. La lista Orión (que sirve para que los investigadores paranormales se intercambien información, en lo que parece un vano intento para acercarse cuanto puedan al modelo actual de la ciencia) ha propiciado un espíritu de colaboración entre investigadores paranormales, y un apoyo a la rigurosidad y seriedad de los temas tratados (siempre en la opinión de quien sirve de inspiración para este texto). Debido a la honestidad y seriedad con la que se tratan estos temas, están consiguiendo becas y ayudas para la investigación parapsicológica, siendo esta una prueba de que sus pasos son cada vez más firmes. Si esas becas o ayudas son oficiales, es decir, son del estado (bien del español o del andaluz), este sería un tema muy serio a tratar, ya que las investigaciones científicas serias y rigurosas realizadas según el método científico y que contribuyen al bienestar de todos, no reciben en nuestro país suficiente dinero… vamos, que no se investiga una mierda por culpa del presupuesto. Si el gobierno se está gastando dinero en estas investigaciones, debería ser esto causa de protesta por parte de la comunidad científica. Una cosa son jueguecitos fantasiosos y ociosos, y otra muy diferente obtener financiación para ellos. Su futuro (sobre todo si lo subvencionan), se ve prometedor.
Esto me recuerda a cuando se habló, se propuso, desde el gobierno de la comunidad autónoma de Andalucía (me parece), de subvencionar las “medicinas” homeopáticas, cuando la homeopatía es completamente absurda, y tiene cabida en nuestras farmacias porque no tiene efectos perniciosos… tampoco beneficiosos. Es decir, quieren subvencionar “medicamentos” que no hacen nada… obviamente, la crítica de los científicos en general y de los médicos en particular no se ha hecho esperar.
En su departamento de ciencia, nos hacen participes de la precaria situación del estudio de estas no ciencias, dejando claro que, si la ciencia compartiese sus carísimos sistemas de experimentación, la parapsicología avanzaría mucho más… supongo que le haría publicidad, porque ningún fenómeno parapsicológico aguanta el método científico.
En su departamento de parapsicología, nos comentan, así, como si de un cuento infantil se tratara, que la parapsicología no sólo consiste en visitar casas encantadas, sino también en trabajo de laboratorio (supongo que con mucha estadística de por medio). Para apoyar la parapsicología, que mejor que tirar del actual desconocimiento de buena parte del funcionamiento de la mente, del cerebro de algunos que se dignen a utilizarlo de vez en cuando. Como prueba de la veracidad de la parapsicología, que no necesitará, pues, mayor comprobación, la hipnosis está reconocida. Un ejemplo de estadística. Se le pide a un físico que pruebe la veracidad de la sentencia “Todos los números impares son primos”. Aunque esta sentencia es falsa, se ha pedido que demuestren su veracidad. Así pues, se dice: “El 3 es primo, el 5 es primo, el 7 es primo, y por inducción, el resto de los números es primo. Nota: en el número 9 se produce un error experimental”. Este puede ser un buen ejemplo del hacer de la parapsicología, cuyos errores experimentales son aquellos que realmente no casan con su teoría.
Que menos que reseñar junto con estos departamentos, al inefable e inigualable departamento de ufología, esa ciencia que no es científica. Nos vuelve a meter esa pequeña excusa… OVNI es Objeto Volante No Identificado… así se libra un poco del peso de su ignorancia. Cuando alguien habla de ovnis, se está refiriendo, esto es innegable, a los extraterrestres. Yo miro al cielo y hay un huevo de cosas que no se que son, que no identifico. También en la tierra… y en el mar ni te cuento. Estamos hablando, siempre, de los tan queridos por todos nosotros hombrecillos verdes. No desviemos la atención con este tipo de chorradillas.
El último departamento tiene un nombre realmente enigmático… es el departamento de enigmas. Este departamento se encarga de hacer lo mismo que hace Benítez con su serie indocumental “Planeta Encantado”. Coge hechos completamente explicados por la historia, sin ningún tipo de misterio, y los tergiversa de tal manera que aparece ante ellos un rompecabezas que puede llevar a cualquier parte… bueno, esto es lo que hace Benítez, la verdad es que el SIB sólo dice que estudia fenómenos enigmáticos de la historia… sin concretar. Supongo que investigarán cosas como la Atlántida (eso si lo dicen, investigar leyendas y mitos)… resulta curioso… la Atlántida, ¿es posible que haya un lugar que se asemeje a la tierra que describió Platón?... si, pudo basarse en zonas geográficas que conocía, pero, pensar que existe en ellas lo que Platón plantea, es demasiado.
La investigación en la SIB, puede clasificarse en tres tipos diferentes (según ellos):

1- Investigación de campo: En la misma, se recogen testimonios que no sirven para dar validez científica debido a que están sujetas a interpretaciones subjetivas y carecen de la objetividad exigible, así como muestras que evidencien la naturaleza del fenómeno a estudiar, que generalmente, como en el caso de los ovnis, no se encuentran pruebas. Estos datos no sirven para dar validez a una teoría, sin lugar a dudas, pero sirven para obtener patrones comparándolas con experiencias similares, con los mismos testimonios que no sirven para dar validez científica y las mismas pruebas que, en caso de encontrarse, probablemente, serán ambiguas.
2- Investigación de laboratorio: A pesar de que estos fenómenos son difíciles de llevar a un laboratorio, que duda cabe, se esfuerzan en, según su propia palabra escrita, esforzarse por realizar cuantas pruebas se les ocurran con el mayor rigor posible, con los medios disponibles… seré yo, pero esto suena a ineficacia (sobre todo teniendo en cuenta que, generalmente, las pruebas no son realizadas por científicos)… no te aseguro nada con estas pruebas, pero puedes convencerte de su veracidad. ¿Método científico? No, que quiero defender mi teoría con datos.
3- Investigación de Gabinete: Los testimonios que no sirven para dar validez científica, junto con el resto de pruebas obtenidas con los precarios medios, con la mayor rigurosidad posible, tanto en la investigación de campo como en la de laboratorio, son ponderados, obteniendo hipótesis o teorías funcionales… ni que decir tiene que, si los datos obtenidos no concuerdan con la realidad, es posible, de hecho probable, que las hipótesis o teorías funcionales que se obtengan de la comparación y estudio de esos datos tampoco case con la realidad. Mientras ellos sean felices…
4- Desarrollo de proyectos: Desarrolla proyectos para divulgar sus estudios a base de testimonios que no otorgan validez científica, pruebas obtenidas con precarios medios, la mayor rigurosidad posible y las teorías o hipótesis que se derivan de ello, o bien desarrolla más estudios que se basarán en testimonios que no otorgan validez científica, pruebas obtenidas con precarios medios, la mayor rigurosidad posible, para obtener hipótesis o teorías sobre ese estudio.

Ahora nos vamos a ver que tipo de información tienen en el área de divulgación… casi no puedo esperar a que se cargue la página.
Para la SIB, la divulgación es tan importante como la investigación, nadie lo pone en duda, de modo que, en aras del conocimiento acientífico, están dispuestos a divulgar su palabra en todo tipo de medios, siempre que se acaten las condiciones de respeto y rigurosidad con la que trabaja la SIB. La SIB desarrolla conferencias y participa en simposios y medios de comunicación, siempre y cuando no se tenga intención en las mismas, de otro avieso fin diferente al de la divulgación pura y rigurosa de las investigaciones (si, esas que se hacían con pocas garantías de calidad (si no lleva el sello “científico”, no tiene la calidad científica)).
Al parecer si que se han adentrado en la facultad de ciencias… en concreto en la de Granada, en una exposición sobre las caras de Bélmez en 1998… en Valladolid se utiliza la sala de exposiciones para ver películas como “Reservoir Dogs”, “La Vida de Brian” o “Mull Hollan Drive”, en Granada, para lo de las caras… es otra forma de pasárselo bien.
Bueno, una bonito área de socios que, si queréis verla, no os quedará más remedio que aumentar en uno su número de visitas.
Eso es todo lo que tengo que comentar hasta el momento… una página no sólo de divulgación sino también de investigación de las pseudociencias que podéis visitar como curiosidad y como ejemplo de cómo no se deben hacer las cosas (bueno, en cuanto al diseño si… pero en cuanto a las investigaciones, sólo para pasar el rato).
Os pondría algún texto de la web, como ejemplo, pero está prohibida su reproducción total o parcial… así que, como esto es una crítica, no quiero malos rollos.

Divagaciones sobre el plan Ibarretxe

Bueno, este texto lo escribí hace ya algún tiempo (a mediados de 2003). En el mismo, pronostico quien ganará las generales de manera errónea. Aunque, de todos modos, sigo pensando que en este país de vota al partido menos malo, en lugar de a un partido que realmente convenza (yo por eso no voto a ninguno). Lo vuelvo a poner ya que Ibarretxe vuelve a sacar su plan de soberanía, pese a que la ausencia de violencia necesaria todavía no es una realidad.
 
            La Constitución española de 1978 asegura la igualdad entre los españoles (o lo intenta). Esto podría considerarse como algo positivo... pero en realidad es una lacra, ya que existen en España seres superiores al resto, como pueden ser los vascos o los catalanes, con una economía superior al del resto de España (excepto Madrid, pero esa tiene enchufe), con unas raíces culturales importantísimas, mucho mejores que mis raíces castellanas y leonesas, y que se ven día tras día fuertemente oprimidos por aquellos que son inferiores, probablemente por envidia... o esto es lo que debió pensar Juan José Ibarretxe cuando dijo que la buena posición económica del País Vasco les daba permiso para una reforma de estatuto en contra de la Carta Magna y sin los requisitos que son exigidos al resto de comunidades (como que sea aprobado en las cortes, o bueno... que no desafíe a la constitución).
            Y el PP cae como una mosca en su telaraña (claro, es que los vascos son mejores y más listos que los españoles de Madrid). Salta rápidamente para impedir siquiera que esa propuesta llegué a ningún sitio (ni siquiera a caerse por su propio peso, a lo que estaba predestinada). Y así, junto con la garrafada del Prestige y el sumiso apoyo prestado a EE.UU. con la guerra de Irak, el PP, encabezado por José María Aznar en el papel de Don Rodrigo Díaz de Vivar, se convierte en la ultraderecha en este país (y de paso nos olvidamos de los falangistas), que quiere recuperar la unidad de España, la “REQUETERRECONQUISTA”.
           
            También podemos pensar que la propuesta de Ibarretxe es secesionista con el estado y segregadora con la sociedad, y contiene de manera explícita la retrograda decisión de volver unos siglos atrás para cambiar el estatus quo actual, no sólo de España, sino también de Francia, alegando para ello cuestiones históricas (que no casan con la verdadera realidad histórica). Creo que en el fondo todos sabemos que esto viene por la supresión de los fueros hace ya algún tiempo.
           
                Y ahora es cuando vienen las preguntas importantes sobre este tema:
                       
                        1 - ¿Es correcta la posición del PP en este asunto?. ¿Y la del PNV?.
                        No, demasiado constitucionalista. No, demasiado anticonstitucionalista.

                        2 - ¿Es posible un cambio de constitución?.¿Es necesario ahora?.
                        Si. No, pero probablemente lo sea más adelante.

                        3 - ¿Se pueden modificar los estatutos de autonomía?.
                        Si, siempre y cuando se ciñan a la constitución.

                        4 - ¿Es ultraderechista el PP?.¿Y el PNV?.
                        No, pero ambos son de unas perfectas derechas, nada de centro-derecha.

                        5 - ¿Ha cometido el PP errores de importancia?. ¿Y el PNV?.
                        Si. Si.

                        6 - ¿Volverá a ganar el PP las generales?.¿Y el PNV las autonómicas?.
                        Si, con esa oposición cualquiera ganaría. Si, a los independentistas les van los desafíos a las huestes invasoras y estúpidas que moran libremente por “SU” territorio.

            Por supuesto esto sólo son opiniones de un estúpido castellano-leonés.
           
La oposición que ejercía el PSOE era una auténtica mierda por aquel entonces (muy floja) (y el resto de tiempo hasta llegar a las elecciones también). El atentado del 11 de Marzo en Madrid, junto con la mala gestión del PP de los posteriores días, así como la creencia de que este repulsivo ataque era debido al apoyo a EE.UU. en la guerra de Irak, son, en mi opinión, las causas de la victoria de PSOE (o la derrota del PP). Se nota en los primeros meses de gobierno socialista que no estaban preparados ni siquiera ellos para gobernar.
 
Ya se que estos temas no casan con las críticas a las pseudociencias... pero también son interesantes.

Ayer, domingo, el ministro de asuntos exteriores australiano, Alexandre Downer, criticó la salida de las tropas españolas y filipinas, y acusó a estos países de “animar a los terroristas a continuar con los ultimatos”.
Dejando de lado la diferencia entre la retirada de las tropas filipinas y la de las españolas, en cuanto en tanto que produjeron las mismas, el deber de cada país es proteger, ante todo, y sobre todo, a sus ciudadanos. Ir a una posguerra de una guerra que no es la nuestra, para matar iraquíes y evitar, en lo posible, que maten a nuestros soldados, no es, de ninguna manera, un buen camino para la protección de nuestros ciudadanos. Esta no es una guerra como las demás. EEUU e Inglaterra, quienes declararon la guerra, lo hicieron en base a premisas que se han mostrado falsas, en toda su magnitud. Ninguna de las excusas convencía, parecía mentira, y así fue. La gran mayoría de la población española estaba en contra del apoyo de España a EEUU e Inglaterra en una guerra que sólo el colegueo ha hecho posible.
No sólo en España se dieron estas posiciones contrarias, sino en todo el mundo. El apoyo de países ajenos a los que ocuparon el país, es meramente un apoyo por intereses. Pero, ¿es necesario que España apoye a EEUU por intereses?... ¿no le interesa a España estar con Francia y Alemania, además de con su ciudadanía?
No sé la posición filipina, pero España no tiene la necesidad de estar junto con EEUU. No le conviene apoyar a EEUU en esta guerra ilegal. Y, ante todo, no le conviene que sus tropas se dediquen a matar iraquíes en nombre del imperialismo de Bush.
Si a Australia le conviene esta situación, me apena por su carencia de la más mínima moralidad, pero no comparte intereses con España en este tema en concreto.
Y lo que más critico es el uso de las víctimas de un atentando como arma arrojadiza contra la decisión de un país soberano y que, por tanto, toma sus propias decisiones. Quizás ese no sea el caso de Australia. Quizás al primer ministro australiano le convenga besar el culo de Bush. Pero al gobierno español no le conviene ese apoyo, ni de cara a la sociedad, ni de cara a sus vecinos europeos, ni de cara a sus hermanos americanos… simplemente no le conviene.
No sólo miente al decir que España se fue de allí causa del atentado de Madrid, ya que la retirada de las tropas estaba en el programa del PSOE mucho antes de el trágico suceso, sino que demuestra su bajeza y sumisión echándole la culpa de un problema, que sólo la soberbia norteamericana a causado, a otros países, que no tienen el interés, y, desde luego, la obligación, de apoyar tan viles actos.
Si tiene las pelotas, que vaya el ministro de exteriores a Irak, a contar las buenaventuras de Bush.

Los 200 0 300º de la noche del viernes al sábado impidieron mi encuentro con Morfeo, en un mundo de ilusiones y divertimentos. Así que no tuve más remedio que suplirlo practicando el arte de la navegación… por Internet.
Tras una media hora leyendo chorradas, sentí que la anormal situación de mis labios, labios superiores por encima de mis encías, labios inferiores por debajo, junto con mi sabiniana (de Sabina) voz grave, me empujaban a refrescar mi garganta. Me despegué de mi silla de cuero, salí de mi habitación, crují el suelo de madera a mis pies, que se alegraron al llegar al baldosado piso de la cocina. La refrescante brisa encarcelada en el refrigerador, me lleno de gozo. Mi ardiente mano alivió su sufrimiento durante unos instantes al contacto con el frío recipiente de mi futuro refrigerio. Mi agatada lengua recuperó su viscosidad habitual, a la par que mi garganta acogía con felicidad el líquido que por su cavidad se deslizaba.
De vuelta a mi angosta vivienda nocturna, una sensación febril azotó mi ser. Las altas temperaturas, que habían causado mi epopéyico viaje, volvían a castigarme con su presencia. El azufre del que carecía el ambiente habitacional era lo único que diferenciaba mi estancia con el infierno bíblico.
La silla de cuero, frente al monitor de mi ordenador, esperaba, como con chanza, mi vuelta, enseñándome como restos de mi porosa piel discurrían cual río por su ennegrecido semblante.
Una rápida decisión tomada, desde la prisa que apremiaba mi bebida, llevó mis pasos hasta el oscuro salón, lugar de reunión familiar a no estas deshoras.
La decepción inicial a mi paso por el ocioso conjunto de canales, llevó a mi conciencia a esgrimir una solución ecuánime para combatir la zozobra. El mayor invento humano desde la rueda o la penicilina, asomaba por encima del televisor. El vídeo. Entre el armagedon de mandos a distancia, encontré, por fin, mi tan querido compañero. Sin pensármelo dos veces, pulsé el botón que accionaba tal maravilloso mecanismo, mostrándoseme algo que mi mente, quizás inteligentemente, había ya olvidado.

Pues eso, que tenía calor, me fui al salón, puse el vídeo, y salió el programa de Javier Sierra, que se me había olvidado que lo tenía grabado para criticarlo más adelante.

Esta semana, el interesantísimo tema tratado ha sido la vida después de la vida, donde se presentaban pruebas tan ineludibles de su existencia como testimonios, anécdotas, grabaciones psicofónicas fácilmente falsables, imágenes igualmente falsables… en definitiva, una serie de pruebas que realmente no tienen ese valor y que, a diferencia de lo que harían en cualquier ámbito científico pruebas de la misma índole, aquí nos sirven para dar una respuesta certera al tema de la vida después de la muerte. En efecto, esto suena a exactamente más de lo mismo.
En la página de Telemadrid podemos encontrar la siguiente información acerca del programa que nos ocupa:

EN EL PRÓXIMO PROGRAMA...“¿Podemos hablar con los muertos?”.
Este lunes “El Otro lado de la Realidad” tratará de dar respuesta a algunas preguntas constantes en la historia del ser humano. Cuestiones tan interesantes como si hay vida después de la muerte o qué nos espera después de morir, se debatirán en la mesa de trabajo de Javier Sierra. Testimonios tan espeluznantes como los de personas que han tenido experiencias cercanas a la muerte tendrán cabida en el programa. ¿La medicina puede explicar estas vivencias? ¿Se ve una intensa luz al final del túnel? Los mejores expertos nos darán su opinión científica sobre el tema. Nos plantearemos si es posible el contacto con el más allá y cuáles son los métodos para lograrlo: ouija, bolas de cristal... Además nos describirán lo que hay después de la muerte quienes dicen haberlo visto.Para tratar de todos estos temas contaremos, como siempre, con la presencia de los más prestigiosos especialistas:

* Dr. José Miguel Gaona, es Doctor en Medicina y Psiquiatra. Durante sus años dedicado al tratamiento de toxicomanías tuvo varios pacientes que experimentaron Experiencias Cercanas a la Muerte.
* Paloma Cabadas. Psicóloga e investigadora de la conciencia y los estados disociados. Posee la capacidad de viajar “al otro lado” desde hace años.
* Alfonso Galeano, experto en Transcomunicación Instrumental, lleva 20 años experimentando con psicofonías y psicoimágenes.
* Francisco Azorín, presidente del Centro de Investigaciones Metafísicas de Alicante. Experto en Ouija e Investigador de Fenómenos Paranormales

Eso de “mesa de trabajo” es un decir, claro. “Los mejores científicos nos darán su opinión científica sobre el tema”… javierín, el único científico de la mesa tenía cara de no creerse nada de lo que contaban.

Detengámonos en los invitados. Que tipo de información hay en Internet sobre ellos.

-Dr. José Miguel Gaona: He encontrado poca información. Doctor en medicina y psiquiatra, miembro del comité de honor de la fundación Altarriba, autor del libro “El síndrome de Eva”… y ni siquiera sé si se trata de él en todas la informaciones o es otro José Miguel Gaona (que los hay, al parecer).

-Paloma Cabadas: Profesora e investigadora del Instituto Internacional de Proyecciología y Concienciología. Se forma como profesora en Brasil y funda el centro en Madrid. En él, trabajan con la voluntad, no utilizan ni sonidos ni aparatos electrónicos. Gracias a ello, uno puede conseguir modificar los estados de consciencia, mejorar su estado de salud, hacer trabajos de sanación y mandar energía a otras personas, entrar en relación con personas que fallecieron y ayudarles a encontrar la luz. En su primera proyección, después de un curso, se quedó dormida y se despertó temblando. Puso su voluntad en querer salir del cuerpo y tuvo una proyección con conciencia. Se paseó por toda la casa, salió fuera de su domicilio y volvió a su cuerpo en estado de lucidez. En sus experiencias se ha encontrado con seres fallecidos. En una ocasión, asistió a un niño que se había caído y había muerto, y en su confusión estaba reviviendo todo el tiempo su muerte. También ha hecho viajes de exploración. Ha estado en muchas ocasiones en África. Alguna vez, en sus viajes astrales, alguien se ha quedado mirando fijamente donde ella estaba y ha tenido la sensación de que sabían que estaba allí. Ha estado en lugares con formas de vida avanzadas, fuera de nuestra civilización. Vio edificios acristalados y el tránsito era en vehículos que estaban flotando medio metro por encima del suelo.
En definitiva, uno más de este circo. Puede sanar, viajar y mil cosas más con el poder de su mente… pero al programa sólo ha ido a hablar.

-Alfonso Galeano: Investigador de fenómenos paranormales. Especialista en Técnicas de TRANSCOMUNICACIÓN INSTRUMENTAL, muy reconocido internacionalmente en su mundillo.
Licenciado en Filosofía y Letras (es decir, de física poco… aunque me parece que le acompañan físicos en sus “investigaciones”).
He encontrado varios textos escritos por el sobre esto de la transcomunicación, pero datos biográficos, pocos.

-Francisco Azorín: Licenciado en Ciencias Químicas.
* Presidente del Centro de Investigaciones Metapsiquicas de Alicante (CIM Alicante).
* Miembro de la Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas (SEIP)
* Investigador del fenómeno Ouija, Ouija-Terápia, Ouija-Fonías
* Ha intervenido en varios programas de divulgación pública de radio y TV.
Su página (bueno, la del CIM), no tiene desperdicio. Puedo desfogarme aquí inútilmente frente a la aplastante temática que trata. Muy divertida. La información la he sacado de ahí.

Entremos al trapo

Bueno, Javi Sierra, como en el resto de los programas, se dedica a poner cara, hacer un par de preguntas sobre el tema, mostrar imágenes en la pantalla, y tocarse las pelotas básicamente.
Realmente, el tema es abordado por los invitados.

Paloma Cabadas, nos ilustra con sus experiencias fuera del cuerpo, que todos tenemos, en su opinión, pero que no todos recordamos. Nos describe un mundo similar a este, donde se conserva la individualidad, así como, al parecer, las experiencias personales. No existe el cuerpo, sino un soporte energético, parecido al cuerpo humano, donde se muestran gafas, ropa y similares.
Obviamente, esto, lejos de ser demostrable, es, más que nada, una experiencia subjetiva, proclive a los vahídos mentales de quien se lo imagine. Es explicado por ella misma quien confiesa que, para entrar en ese mundo, se duerme, se relaja, y despierta, pero en sueños, totalmente lúcida. En mis sueños yo también estoy totalmente lúcido… pero no por eso dejan de ser sueños.
El más allá se compone de aspectos de la vida cotidiana. Esto está bien si te gusta tu trabajo… pero si tienes un trabajo de mierda, que lo único que quieres todo el día es terminar ya con él, tiene que ser una putada.
Paloma, en una experiencia personal que no duda en compartir, ve a su abuelo en una lóbrega y austera casa. Eso es, según su experta opinión, el mundo interior de su abuelo, representado, al parecer, en el más allá, no en el más acá.
Su postura es muy similar a la de la película “Más allá de los sueños”, de Robin Williams… y eso es cierto, yo no creo que se haya montado semejante película ella sola.
Además, al parecer, en la vida después de la muerte, no solo conservamos la lucidez que algunos tienen en esta vida, sino que seguimos evolucionando. Así que, ya sabéis, si queréis ser mejor persona, moríos.

Galeano, a la par que se muestran imágenes (psicoimágenes) en la pantalla, nos explica la forma de obtención de las mismas, además de teorizar sobre su origen y sobre determinadas pautas comunes. Bueno, no cabe decir que estas anecdóticas pruebas han sido obtenidas en medios no controlados y son, por tanto, proclives a la falsedad. Tienen el mismo valor que un testimonio a nivel de demostración de un fenómeno.
Según Galeano, a veces se muestran imágenes de extraterrestres (¿conoce el aspecto de un extraterrestre?), de duendes… y del resto de seres mitológicos que se les ocurra meter.
En una imagen, se puede ver a un sacerdote. Lo espectacular (si, si, espectacular) de esta imagen es que ese sacerdote está identificado. Con lo difícil que debe ser identificarlo. Pues bueno, muestran una imagen del sacerdote, una foto, y es exactamente igual a la de la pantalla supuestamente obtenida con el método ese de las psicoimágenes, pero más difuminada y con un crucifijo en el pecho. Según Galeano, esto es porque los espíritus intentan adoptar formas conocidas, formas adoptadas en vida en fotografías tomadas. Una explicación muy pillada por los pelos.
También nos muestran, después de decir que algunos expertos en la materia (aunque realmente, según ellos, no es materia) creen que estas imágenes son obtenidas inmediatamente después de la muerte, una imagen de un ser macrocéfalo, es decir, cabezón, que son los seres que Galeano identifica con los extraterrestres.
Nos muestran, también, la imagen de, supuestamente, una tía partiéndose el culo… bueno, sonriendo simplemente. Decir que yo ni veo que sea una tía (bien podría ser un tío), ni veo que esté sonriendo, ni veo la importancia o utilidad de obtener imágenes fácilmente falsables de forma no controlada.
Nos deja claro que las imágenes no pueden ser obtenidas por interferencias de la tele, debido al modo de obtención de las mismas, nunca controlado y con el mismo valor que un testimonio a efectos de validación científica.
Por cierto, Galeano dice que las imágenes son elaboradas mediante la dinámica fractal, sea lo que sea que quiera significar eso.
Por supuesto, para teorías absurdas, a parte de las ya enunciadas, también tiene cabida Galeano, quien no se ruboriza al decir que, en el momento de la muerte, se pasa a otro plano, una especie de centro de preparación para la otra vida, donde los viejos tardan más en recuperarse y prepararse que los jóvenes. Además, y esto si que es un perfecto ejemplo de masturbación mental de las buenas, los niños que han fallecido, crecen hasta cierta edad, hasta adquirir un determinado aspecto. Las pautas que rigen el crecimiento del pequeño, teniendo en cuenta que no tienen cuerpo, son, por ahora, para la paraciencia imaginativa, y para la ciencia objetiva, un misterio. Por supuesto, esto no se cumple con todos los fantasmicos… porque cada fantasma es un mundo.

Para Azorín, experto en comunicación a través de la ouija, este tablero es un método de comunicación telepática, pese a no estar aceptado este sistema por la ciencia, y nos sirve para contactar tanto con seres del más allá, del más acá, intraterrestres, extraterrestres, hombre de lava del centro de la tierra, seres ficticios como Mickey Mouse, y la madre que los parió a todos… vamos, que no sé por qué se siguen utilizando satélites.
Nos cuenta que su novia, hace 25 años (anos si mi teclado no dispusiese de la letra ñ), cuando el todavía estaba carcomido por la mala e insana influencia escéptica (es un recurso literario propio, el sólo dijo que era escéptico), le demostró que el master, no el de los juegos de rol, sino el vaso, el funículo ese que sirve para marcar las letras en el tablero ouija, no lo movía ninguna persona. No nos hace partícipe del modo de demostración que su novia llevó a cabo, pero sí de sus dos primeras conexiones a través de este vanguardista método (con un tío, militar, que lo conocía de vista, y con su mujer en una vida anterior… o posterior… no me acuerdo muy bien lo que dijo).
También nos comunica Azorín, que se demuestra que las sesiones de ouija son propicias para la obtención de psicofonías (grabaciones de voces fácilmente falsables) y las psicoimágenes (imágenes de caras fácilmente falsables). Sierra nos enseña un vídeo de esta experiencia, en la que, una voz que no pertenece a los investigadores en pantalla, dice lo que va a salir en el tablero. Claro, alguien se lo tiene que decir, para que no se equivoquen de palabra, que los están grabando en vídeo. El vídeo era del grupo HEPTA… el grupo del padre Pilón (tan conocido por aquestas terras).
Para quienes no lo sepan, la ouija, así como otros métodos de “transcomunicación”, está relacionada directamente con el espiritismo o la filosofía espirita, inicia hace ya tiempo, según algunos, por las hermanas Fox, en Norteamérica, siendo tachada de fraude por las mismas. No cabe decir que aún sigue viva esta doctrina, y que quienes la practican, como es el caso de Azorín, la consideran una ciencia, con su propio método completamente refutable por cualquier estamento realmente científico.

En cuanto al doctor Gaona, el único que no vive de las paraciencias, la verdad es que no deja muy clara su posición. Por un lado, no le parece posible, o encuentra explicación científica, pero por otro lado le parece interesante y no niega que esa pueda ser una realidad. Es, en mi opinión, el único que parece decir cosas sensatas.

Bueno, todos, menos Gaona, tienen opiniones en común, como la de la existencia del más allá, como la mayoría de las religiones, la recuperación del mejor aspecto físico posible en cada persona (no sé como quedaría John Merrick, “El Hombre Elefante”, quien no sólo era macrocéfalo, sino que su cuerpo estaba lleno de tumores, consecuencia del peor caso de neurofibratosis visto jamás, que le convirtió en un monstruo de feria, y acabó con su vida con 21 años), el desdén hacia cualquier tipo de ley física de esas que rigen el universo, amén de tirar a la basura la biología.
Eso es to, eso es to, eso es todo, amigos. Más Sierra ganándose el pan a la par que se achatan sus testículos por el polo, se erosionan sus gónadas por la fricción, se toca los huevos en definitiva.

Cacofonía redundante

En ocasiones, se suelen confundir estos dos términos, freak con frik o friki, comúnmente usados para designar a cierto sector de la población.
Generalmente, se entiende por frik o friki aquellas personas con ciertos puntos de vista discordantes con eso que comúnmente se llama lógica, que poseen su propio baremo del mundo, que aplican a su antojo, y con una muy personal visión de la realidad.
En este grupo podemos englobar a esta gente que se pasea por antena 3 a las siete de la tarde, o por Crónicas Marcianas de la mano de Javier Cárdenas.
Por otro lado, existe un grupo denominado freak, término inglés cuya traducción literal es monstruo. Los freaks surgieron entre los años 70-80, como aquella generación americana perdida, amante de la ciencia ficción, los cómics, los videojuegos, el rol… eran llamados de tal manera porque sus aficiones y su estética (generalmente no tan controvertida como la estética friki) no casaban con lo impuesto.
En España, los freaks arribaron las costas entre los años 80-90, con los mismos intereses que los americanos.
Actualmente, el término freak está asumido por sus ociosos benefactores, entre los que me encuentro, siendo ya no un término peyorativo, sino denominativo de un grupo social, que se define por la preferencia de la subcultura, sin despreciar la cultura.
En cambio, el término friki, peyorativo, denota un gusto por la incultura más que por la subcultura.
Un freak puede ser (no siempre se comparten las mismas aficiones) amante de la saga de Star Wars, pero tiene el suficiente sentido común, amén de la mínima capacidad lógica, para diferenciar realidad de ficción, y desestimar la posibilidad de ET.
Sin embargo, un friki, no sólo cree en extraterrestres, sino que, en ocasiones, se cree extraterrestre.
En el mundillo freak, es normal escuchar nombres como Tarantino, Jess Franco o Peter Jackson, junto con otros ilustres del cine como Almodóvar (aunque a mi no me entusiasma su cine), Kubrick o Francis Ford Coppola. Igual que se lee Akira, de Otomo, se lee El péndulo de Foucault, de Umberto Eco.
En cambio, los frikis generalmente no saben de cine.
Los freaks se entretienen, mientras que los friks entretienen.
Existe, pues, una gran diferencia entre lo que se denominó monstruo o raro, y lo que ahora se entiende como lo mismo.
El manga, el gore y el cine de terror, todo tipo de violencia ficticia, la ciencia ficción, los cómics, el heavy metal, la subcultura gótica, los juegos de rol, e infinidad de aficiones más, englobadas en los freaks, no rayan con el estudio de la física o la filosofía, con el aprecio por la buena música, la historia, la cultura en general.
Como freak, quiero dejar claro que no vengo de otro planeta, que no canto bien pero no me vendo como cantante, que no defiendo teorías extravagantes que se salen de la lógica, que no busco polemizar sobre ningún tema, que, como buen ser crecido en un ambiente excesivamente materialista, donde la calidad de vida está por encima de mi propia vida, estudio, trabajo, elucubro mis aspiraciones económicas en la medida de lo posible, con el único y avieso fin de proporcionarme todo tipo de estímulos ociosos, materiales o no, por el medio que sea, dentro de la moralidad propia (a partir de aquí tendríamos que entrar en mi ateísmo, lo cual difiere un poco del tema), que defiendo mi opinión dentro de los límites exigibles, aportando, para ello, el mayor número de alegatos a mi favor, que pienso, luego existo, de acuerdo a una filosofía no impuesta, que no traiciono mi moral, sólo la ética impuesta que me parece poco ética, y que, sobre todo, por encima de todo, no me identifico con los friks, hordas de seres salidos de otra dimensión paralela donde el sentido del ridículo se pierde por un puñado de dinero, que me recuerdan a menudo que he de respetar a las personas, no sus opiniones, pero que me entristecen en cuanto en tanto la moral que proporciona la rapidez y fugacidad de una vida estresante como la nuestra a determinado grupo de personas.
El fin no siempre justifica los medios.

Acabo de leer, más que nada por curiosidad, “El Código Da Vinci”, de Dan Brown, un penoso escritor.

De que trata

Jacques Saunière, conservador del museo del Louvre, es asesinado. Antes de morir, deja una serie de pistas con el objeto de que su nieta, Sophie Neveu, con la ayuda de un experto en simbología, Robert Langdon, descubran un misterioso secreto que la iglesia quiere silenciar (aunque al final no es para tanto); la boda de Jesús con María Magdalena y la descendencia de ambos, que aún perdura.

Opinión sobre el libro

El libro está pésimamente escrito. Dan Brown tiene la desfachatez de llamarse escritor y dejar semejante basura para el lector. Pero la carencia en la prosa de este personaje no interfiere para que éste se convierta en un best seller mundial. La razón es bastante simple: misterio, acción, historia tergiversada para que encaje con las teorías propuestas, sexo, feminidad y dogmática de la iglesia. Como una de esas insulsas películas americanas prefabricadas con el único objetivo de captar adeptos en forma de billetes verdes, “El código da Vinci” triunfa pese a ser la mayor patraña escrita que jamás he leído. Una buena mano en marketing puede hacer realidad el milagro.
Además, las teorías de Dan Brown no son nuevas. La mayoría de ellas proceden del libro “Holy Blood, Holy Grail”, y el resto son pobres y arcaicas teorías esotéricas sin el menor fundamento. Muy trillado el tema de la posible descendencia de Jesús.
La ignorancia del autor se manifiesta constantemente, en la historia pasada y presente de la iglesia (uno de los antagonistas es un monje del Opus Dei, pese a que el Opus no tiene monjes), en la historia y las interpretaciones pictóricas (el cuadro de la última cena no es como lo pinta, tergiversando la verdad para su beneficio), en geografía…
La mitificación del sexo, junto con la manifestación de la divinidad femenina, son una constante en esta pésima obra. Tan constantes que parece que no hable de otra cosa (a mi también me gusta… pero tanto como una experiencia espiritual…). Y es que, tienes un problema cuando ves penes en la Torre Eiffel.
Unos personajes planos, carentes de la inteligencia que Dan Brown les quiere atribuir, intentan resolver una serie de enigmas, algunos de los cuales se pueden considerar un insulto a la inteligencia humana (un mensaje que no son capaces a descifrar estaba escrito al revés).
Una aberración.

Relación con el misterio

Lo único que le atribuye un atisbo de polémica a esta bazofia con letras, es la declaración de su autor en el prólogo, de la veracidad de cosas que, realmente, no lo son, como pinturas, puntos geográficos… pues, tergiversados se amoldaban mucho mejor a sus ya pasadas de moda teorías.
Desde el mundo del misterio, mejor dicho, desde el mundo de aquellos que viven del misterio, este libro es un gran filón.
Ríos de tinta a echo correr en publicaciones como “Enigmas” o “Más Allá”, amén de programas de radio (como los de Milenio 3, de Iker Jiménez) y de televisión (como La Otra Realidad de Javier Sierra). Incluso ha dado pie a libros que explican los desvaríos mentales de Dan Brown, desvariando aún más en teorías todavía peores.
Ejemplos de estos libros son “Diccionario del Código da Vinci” de Simon Cox. Libros que se aprovechan del filón de otros libros.
En definitiva, un mal libro, pésimamente escrito, que trata un tema ya trillado, y que, como los vendedores de misterios, miente para adecuar la historia a sus teorías, que si no se caen.

Maragall, maestro marionetista

Bueno, este es un tema algo apartado de las paraciencias, pero igualmente interesante.
Ayer se produjo la reunión entre Zapatero, que sigue de muy buen talante reuniéndose con todos los presidentes autonómicos, y Maragall, quien en ocasiones no recuerda que es un presidente autonómico.
Al final, Zapatero, en un altruista acto, haciéndole una tremenda mamada a su compi de partido Maragall, cede la sede de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), trasladándose esta de Madrid, la capital de España, a Barcelona, a pesar de la molestia generada en su propio partido (este es el primer órgano estatal fuera de Madrid).
Además, se está pensando en la oficialidad del catalán más allá de su área de efecto. El catalán cooficial en toda España, junto con el castellano o, como es conocido mundialmente, el español. Así no habría problemas para entendernos con quien hable en catalán… como sucede ahora hablando castellano.
La pregunta es por qué no es cooficial el bable, idioma hablado en Asturias y en parte de Castilla y León. Y es que este tiene más papeletas para considerarse cooficial. A fin de cuentas, la reconquista comenzó en este norteño territorio, que tan buenos recuerdos me evoca, y el principado de nuestra monarquía se sitúa allí. ¿No sería más lógico considerar el bable cooficial al castellano? Quizás sea que el bable no tiene tanta difusión como el catalán. Pero, siendo realistas, no nos podemos apoyar en esto para rechazar el bable, y proponer el catalán, hablado por unos 9 millones de personas, insignificante frente a los más de 300 millones de personas que parlotean en castellano.
Si es por hacerle un favor a Maragall, o por quedar bien ante los nacionalistas, es mejor que el presi no se moleste, siempre le van a exigir más. Además, esta exigencia se sale de la constitución… y supongo que Zapatero no esperará que el PP, con quien debe contar para sacar adelante una reforma constitucional, acepte los desvaríos nacionalistas. Ya se pueden dar con un canto en los dientes si consiguen que se hablen idiomas como el gallego o el catalán en el parlamento (algo que atenta sospechosamente contra la lógica más elemental (todos hablan castellano… pero no todos hablan catalán. Conclusión, nos comunicamos en castellano… parece fácil)). Creo, y eso parece a simple vista, que este es sólo uno de esos movimientos que lo único que esperan promover es la irritación gonadal de media España. Por lo menos nos da de que hablar.
Con mal pie comenzamos si este gobierno concede privilegios a determinadas comunidades.
El presi ya cedió sin reunirse ni comentar nada ante el trasvase del Ebro, a pesar de que los presidentes de las comunidades autónomas implicadas, como Valencia o Murcia, exigieron reunirse con él sobre este tema… supongo que confiando en su talante.
Ha sacado a las tropas de Irak, ha paralizado el plan hidrológico nacional y la ley de calidad de la enseñanza. Ahora toca gobernar de verdad, y dejar de hacer publicidad… que ya se está empezando a repetir demasiado.
Por ahora, con que rebaje el precio de la vivienda, no suba excesivamente los impuestos, e invierta algo más en I+D+I, a mi me tiene contento (estas son promesas electorales).
Por cierto, ya que vamos a convertir a Cataluña en estado, ¿por qué no trasladamos la capital a Valladolid?... piénsatelo Zapatero. Le debéis mucho a Castilla y León.

Las pseudociencias

Las pseudociencias, o paraciencias, o masturbaciones mentales, son, básicamente, una serie de (des)conocimientos (más bien creencias), que intentan ser consideradas serias, en ocasiones, como en el caso de la parapsicología, hasta ciencias, saltándose a la torera todas las leyes físicas, biológicas, lógicas…que no encajen en su personal razonamiento.
Suelen rechazar y demonizar a la ciencia, dogmática para ellos. El título “científico” es calificado normalmente de modo peyorativo. Sin embargo, cuando intentan aumentar en credibilidad, se inventan títulos que parecen serios. En otras ocasiones, utilizan su licenciatura o titulatura para darse credibilidad, aunque la carrera cursada poco tenga que ver con el tema tratado (hay periodistas, médicos, psicólogos…estudiando (ejem) fenómenos físicos).
Es decir, rechazan la ciencia “oficial”, ya que no reconoce sus elucubraciones, pero cuando pueden, utilizan esa frase tan socorrida, “comprobado científicamente” (generalmente, sin que esto sea cierto). Creo que este es un buen ejemplo de hipocresía.
Explicaré aquí lo que ellos entienden como “ciencia dogmática”. Para los pseudocientíficos, todo es posible. No importa lo ilógico y las leyes físicas que quebrante…todo es posible. Desde aquellos partidarios de la racionalidad y la lógica, se recuerda constantemente lo absurda de la mayor parte (por no decir todas) de las teorías pseudocientíficas. El alegato, generalmente, de la imposibilidad por la trasgresión de lo que la ciencia dice en ese tema (ya sea historia, biología…), se toma como un dogma de la ciencia. Sin embargo, toda la ciencia es proclive a ser modificada. Pero para ello, hay que cumplir una serie de requisitos, como proponer alternativas mejores a lo establecido.
De hecho, las pseudociencias están basadas en dogmas. Hay que tener fe para creerse los planteamientos de las mismas. Por ejemplo, en el caso de los extraterrestres, en lo que se tiene, únicamente, testimonios de gente que vio algo que no sabían lo que era, fotos borrosas, y las conspiraciones de Benítez a lo Expediente X.
Para poner un ejemplo explicativo, muy llamativo y conocido, de todo lo que acabo de soltar, utilizaremos el fenómeno de las psicofonías.
Cualquiera que de buena fe se dedique a buscar psicofonías con su grabadora por inhóspitos lugares, probablemente se dará con un canto en los dientes, y no conseguirá ninguna prueba de esas “voces espectrales”. Los parapsicólogos, expertos en el tema, le dirán que es muy difícil conseguir psicofonías, que no se preocupe por no conseguirlas. Sin embargo, estos entendidos, como Sinesio Darnell (por ejemplo), tienen cientos o miles de psicofonías. Una enorme cantidad de voces difíciles de conseguir, obtenidas en ambientes no controlados, probablemente junto un equipo humano favorable a ese fenómeno, pero de indudable credibilidad. Da un poco igual que se salten un par de leyes físicas de esas tan básicas.
A priori, esta situación huele.
Estas voces, de dudoso origen, no sólo nos hablan inteligentemente respondiendo a nuestras preguntas, sino que hasta son capaces de predecir el futuro. Un par de leyes más a la basura.
Además, según Sinesio Darnell, estas voces, a diferencia de las humanas obtenidas mediante una grabadora, no llevan asociada una frecuencia. Son voces que no hacen vibrar el aire a su paso, pues. Es un sonido, que no lleva asociado una frecuencia. Esto las diferencia, según Darnell, de voces humanas (y según la física de cualquier otro sonido). Bueno, el tema de ondas a la papelera.
Este fenómeno esta avalado por la parapsicología científica (ojo, la científica. La otra no), como nos recuerda hasta la saciedad Santiago Vázquez cuando habla de este tema en su programa de radio “Mas Allá de la Realidad”.
En definitiva, tenemos unas voces obtenidas de forma no controlada, fácilmente falseables sino fuese porque no llevan asociada una frecuencia, donde su naturaleza contradice muchas leyes físicas, que demuestran la vida después de la muerte, la futurología, el valor de la experiencia y la inutilidad de la ciencia “oficial” y su método científico. Para ello se ha valido, como no, de objetos propiciados por el avance científico que curiosamente cumples las leyes establecidas actualmente.
De esta manera es como quieren sustentar sus creencias, pues de otra forma parece ser que se caen.
En fin, esto es la pseudociencia.




© 2006 Master Of Puppets | Blogger Templates by GeckoandFly.
No part of the content or the blog may be reproduced without prior written permission.
Learn how to make money online | First Aid and Health Information at Medical Health