Libertad para los pueblos

Las manifestaciones del nacionalismo son cada vez más evidentes...

Las estupideces de Carod, el plan secesionista de Ibarretxe, la defenestración del cocido maragato por Arguiñano... cada vez más. Y no las podemos ignorar.

Ahora tenemos la oportunidad de subirnos al carro del esnobismo, y declararnos nacionalistas. Es un momento único.

Incluso podemos ir más allá, y plantear la enseñanza en las escuelas esta gran ideología que es el nacionalismo, la canonización de Sabino Arana, la momificación rollo Lenin de Xabier Arzalluz, la transmisión de los valores fundamentales que todo pueblo debe tener: Dios, patria y leyes viejas.

¿Qué más da que algunos digan que el nacionalismo es xenófobo, racista, elitista y cumpla las principales características del fascismo, si esos que lo dicen son xenófobos, racistas, elitistas y cumplen las principales características del fascismo?

¿Hasta cuando va a seguir este gobierno central, fascista y opresor, ninguneándonos con cánones, leyes inconstitucionales sobre el derecho de la propiedad intelectual, impuestos excesivos, una sanidad saturada... y tantas y tantas cosas más? ¿Es que eso no lo puede pagar otro?

Yo ya no lo voy a alargar más.

La Autodeterminación, un derecho deseado por un pueblo, pero negado por los opresores.

Villaconejos de la Alpujarra tiene un derecho natural, histórico y político, reconocido internacionalmente en las naciones: la autodeterminación. Si la voluntad de las alpujarreñas y los alpujarreños es ir más allá de la autonomía, tiene derecho a la total independencia de su organización política y gobierno. Las autoridades españolas han cometido incontables injusticias históricas. En este agravio se encuentra, en gran medida, la base moral de la independencia nacional de Villaconejos de la Alpujarra. Con el actual estado español, Villaconejos de la Alpujarra siempre tendrá el derecho a reclamar la libertad nacional, completamente lícita e injustamente negada.

Hoy en día, España es considerada estado democrático en el concierto internacional. Pero no significa que Villaconejos de la Alpujarra viva en democracia. La constitución española no acepta el derecho a la autodeterminación. El derecho a la libre determinación es un acto por el que un pueblo decide su destino político. Este derecho colectivo está por encima de todas las leyes y constituciones, por encima de las instituciones. Del mismo modo que nadie, ni ninguna persona, ni organismo alguno ni estado puede negar el derecho a vivir, tampoco se puede negar el derecho de un pueblo a decidir su futuro en libertad.

A la Nación de Villaconejos de la Alpujarra no se le permite decidir su futuro. Se le niega la posibilidad de tener sus propias instituciones nacionales y hacer oír su voz en las internacionales. Se le impone la legalidad española mientras decrece día a día el uso del alpujarreño en la calle. Se le niega la posibilidad de competir deportivamente con equipo propio y bajo su bandera aún siendo una reconocida potencia a nivel mundial. Somos muchas y muchos las alpujarreñas y los alpujarreños que creemos necesario el reconocimiento de Villaconejos de la Alpujarra como pueblo soberano. Que sea la palabra del pueblo, de la gente, la que marque libremente un horizonte de futuro en convivencia, paz y tolerancia.

Es por esto que nuestra opción independentista es democrática. Queremos tener derecho a decidir para vivir en total libertad y como estado independiente, justo y solidario.

¡Bienvenido a un país que camina hacia la Libertad!

Villaconejos de la Alpujarra, libre / Free Villaconejos de la Alpujarra

Texto basado en Cataluña, caminando hacia la libertad.

0 Responses to “Libertad para los pueblos”

Publicar un comentario



© 2006 Master Of Puppets | Blogger Templates by GeckoandFly.
No part of the content or the blog may be reproduced without prior written permission.
Learn how to make money online | First Aid and Health Information at Medical Health