De sentido común

A la hora de tratar la diferente temática pseudocientífica con sus correspondientes misterios, se ha de tocar todos los aspectos de este, sin dejar ningún cabo mínimamente suelto. Pues es a ese cabo al que los gurús de la pseudociencia se agarrarán para intentar poner sus fantasiosas hipótesis al nivel de la ciencia.

En un debate, se generan estructuras de acontecimientos apoyadas en datos y guiadas por normas lógicas. Si algún estadio falla, la argumentación se resiente.

Las falacias lógicas, fallas en el tratamiento lógico de los datos, forman parte esencial del debate pseudocientífico, en tanto en cuanto suponen un soporte fundamental para hipótesis disparatadas. Demuestra tú que no existe es una de las más utilizadas, en la que se intenta invertir la carga de la prueba, responsabilidad siempre del que afirma.

Otra insigne falla lógica en este tipo de debates suele ser el argumento de autoridad, donde se intenta dar veracidad a un supuesto sobre la base del prestigio y no de los datos.

Sin embargo, las cosas no son tan fáciles como seguir ese esquema.

No depende tanto de una argumentación lógica, como de quién ejecute dicha argumentación.

Esto se traslada de manera inmediata al tema de las caras de Bélmez. Desde este blog, se ha argumentado varias veces sobre este tema, y se ha defendido como hipótesis más plausible el fraude, siguiendo lo anteriormente descrito. Y, adicionalmente, se ha desmontado la hipótesis paranormal. Pero esto no sirve. Quienes quieran creer, se aferrarán a la inversión de la carga de la prueba, y a los argumentos de autoridad, dando mayor veracidad a según que personas. Como muestra, un botón:

Todo el que conoce a Pedro Amorós , bien sea personalmente, o por sus libros y trabajos, sabe que siempre se a caracterizado por su rigurosidad científica, y creo que no hay que dar credibilidad a esas personas que bien por celos o simplemente por querer desacreditar el mundo de la parapsicología hacen afirmaciones sin fundamento para desacreditar a buenos investigadores. Pedro, todo el mundo que te conoce aunque sea un poco, confía en tus investigaciones, tan solo una pequeña parte de la sociedad, por no decir casi nadie, esta en contra tuya. Tienes mucha gente que te da su apoyó. . Gracias por dedicar 20 años de tu vida a este desagradecido mundo de la parapsicología


Pulsa para verla más grande

Cualquiera puede comprobar la rigurosidad científica de los libros de Amorós aquí y aquí gracias al arduo trabajo de Lola. De todos modos, como se puede observar, no hay ni un solo argumento a favor de la tesis paranormal, y sí muchas flores sobre el investigador.

La argumentación en el tema Bélmez es estéril. Es inútil proporcionar datos y plantear hipótesis. Y esto no corresponde tanto a la capacidad de la gente de hilvanar tres sucesos en una cadena lógica, como al deseo de creer en una realidad sobrenatural.

Una vez proporcionada la información, incluida la referente al currículum de Amorós y datos sobre la SEIP como su hermetismo, con el fin de evitar en lo posible los argumentos de autoridad, sólo se puede apelar al sentido común.

No ocurre siempre, pero en ocasiones se da que la respuesta a un fenómeno cae de cajón.

0 Responses to “De sentido común”

Publicar un comentario



© 2006 Master Of Puppets | Blogger Templates by GeckoandFly.
No part of the content or the blog may be reproduced without prior written permission.
Learn how to make money online | First Aid and Health Information at Medical Health