Desde el inicio de los tiempos, por gracia del Apéndice Tallarinesco de Su Fideeza, el hombre ha intentado seguir incorruptible su naturaleza inquisitiva. Fruto de su temprana curiosidad y picardía surgió la pregunta que crearía un punto de inflexión en la Historia de la Humanidad: si puedo crear, a partir de mi imaginación, un ser o seres cuya naturaleza sea lógicamente imposible de confirmar o refutar, y atribuírle a él o ellos (o ella o ellas... o ello) la responsabilidad de todo aquello que afligiría mi curiosidad, ¿para qué me voy a esforzar en hallar una respuesta a la naturaleza desde la propia naturaleza? Así fue como nacieron las religiones[1].

Unos meses más tarde (100000 o por ahí), frente al auge de las ciencias naturales y la progresiva "desespiritualización" de Occidente, que reducía el coto de acción de las religiones, un grupo de avispados sugirió que ya que el dogma perdía fuerza, lo mejor que podían hacer era intentar demostrar la existencia de un alma personal, inmortal, alta, rubia, inteligentísima, y con todos los atributos buenos que la tradición cristiana le asigna, de la forma más científica que se les ocurriese. Por supuesto ésto no era una novedad; estos picaruelos se encontraron ante las mismas dificultades que en el pasado habían hecho acudir al dogma a sus predecesores. Pero como el dogma ya no servía, y eso de introducir a un Dios personal para salvar las trabas lógicas parecía demasiado poco modesto, decidieron que lo mejor era acercarse con una falsa jerga científica y un metodologismo bastante chusquero (arrimar el ascua a su sardina, que se diría) para poder inferir de cualquier suceso que se encontrase lo suficientemente oscuro que no había explicación racional y que, por lo tanto, debían acudir a la irracional (alguien pixit, pero no recuerdo quién). Por supuesto, "acudir a la irracional" quiere decir, ni más ni menos, que sacar la artillería dogmática (en forma de "todo vale"), y así poder dormir tranquilos confiando en un más allá universalmente aceptado.

Pero había un problema: cualquier suceso puede ser explicado por infinidad de hipótesis naturales (esto es, racionales), con lo que el camino se veía largo y pedregoso, y se intuía que ni con alma inmortal ni poderes como los de los superhéroes Marvel (aunque todos sabemos que no hay nadie como Lobo, de DC) iban a sacar nada mínimamente potable. Afortunadamente Planck y su troupé se sacaron de la manga energías discretas y pirulas varias y, sobre ello, Heisenberg dijo que no se puede conocer al mismo tiempo la posición y velocidad de una partícula, y Schrödinger mató un gatito.

Haciendo uso de lógicas alternativas sin receta, lo dicho por esos físicos puede significar lo que cada uno quiera[2]. Así, lo que simplemente parece decir que tememos que meter demasiado las narices para poder otear algo concreto, se convierte, por gracia de... no sé, de algún gracioso, en que el poder de la mente trasciende el cuerpo y afecta a esas partículas tan monas (a voluntad, claro).

Porque si al alma diferencia en algo del cuerpo es que en ella reside nuestra capacidad intelectual y poderes ocultos de esos guays de mover cosas a distancia y gilipolleces de ese estilo; poderes que, por otra parte, son reprimidos por el cuerpo, ese bastardo ruín y corruptor del que afortunadamente nos libraremos.

Además de este contraintuitivismo chachi, la física cuántica descubrió al mundo entero las insospechadas virtudes del cálculo estadístico. Ahora ya no había sucesos que acontecían o dejaban de acontecer, sino probabilidades de ello. Asignando arbitrariamente que toda probabilidad "rara" es, de facto, paranormal, se puede construir una bonita iglesia con vistas a la Universidad. Es decir, se puede inferir ilógicamente, pero con cierta cientificidad en el discurso, que el estudio de lo natural nos muestra que efectivamente existe lo sobrenatural (lo cual es absurdo, pero como en el mundo de lo más pequeño las cosas también son absurdas, ¿por qué no van a serlo en el mundo 1x?).

Toda esta historia de creencias sobrenaturales y picardías interpretativas se traduce, al final, en un deje experimental bastante evidente (además de un desprecio epistemológico de tres pares de cojones). Hay la suficiente confusión y desinformación sobre lo verdaderamente científico para que cueste bastante poco crear algo que se asemeje a ello, sin serlo. De modo que una creencia personal puede ser envuelta en palabras científicas para darle, así, cierto halo de respetabilidad como algo más que creencia (como sucede con el Diseño Inteligente). Y si lo que nos interesa "demostrar" no es la existencia de un Diseñador que se parezca lo suficiente a una idea determinada de Dios, como los creacionistas, sino el modding de la doctrina del alma del cristianismo (esa que se aparece descarnada en lugares que fueron escenario de algo macabro, violento, trágico, o lo que sea, mientras sea morboso (mórbido, incluso)), entonces no debemos fijar nuestros ojos en el creacionismo y sus contradicciones, sino en la parapsicología y sus experimentos de feria.

Josep Guijarro y Bruno Cardeñosa parece que han pensado algo similar a esto (¿sincronicidad?) y nos muestran gustosamente un experimento de feria en Cuatro, con impresionantes implicaciones. ¿Sabía que algunos miembros de la mesa sólo utilizan una muy pequeña parte del cerebro y dejan el resto para los poderes chachis? ¿Y que 'telepatía' y 'empatía' son sinónimos? ¿Se había enterado usted de que la telepatía estaba ya demostrada científicamente?

El final es de impacto. ¿Quieres saber si eres "compatible" con tu pareja? ¿Está tu corazón afligido ante la duda de si esa persona tan especial para ti te aceptará de buen agrado, si "conectarás" con ella? Las cartas Zener te pueden ayudar a resolver este y muchos otros problemas. Una nueva superstición para rellenar espacio en las noches de las televisiones autonómicas y las arcas de alguna empresa de telefonía móvil. Por desgracia, en su función de demostrar la existencia de la telepatía parecen ser bastante menos eficientes.



[1] Autobiografía incompleta. Vol. 1, Dios (-1223*? a. E (antes del Enano))
[2] Esto lo saben muy bien los de la secta esa de promoción de agua bienhechora que hicieron el documental What the bleep do we know?.

7 Responses to “Complejidades experimentales y otros cuentos infantiles”

  1. # Blogger Richal

    Madre mía, vaya panda de mamarrachos. Lo mejor es la comprobación experimental con las cartitas...  

  2. # Blogger razonesparadudar

    Cardeñosa y Guijarro son expertos en telepatía porque hacen cosas patéticas en la tele...

    Aunque está más que demostrado que la telepatía existe, digan lo que digan los detractores:

    http://youtube.com/watch?v=ANp7jxyGilI  

  3. # Anonymous Anónimo

    Infumable. El peor contenido en el peor escenario. Vaya marujismo himbestigador!

    "Chicas, la telepatía existe, de verdad!"

    Telepatetico.

    Olduvai  

  4. # Blogger Señor Cara de Póker

    Ese vídeo es muy bueno, razones, y me ha recordado un método similar que viene descrito en un libro de juegos matemáticos para niños que tenía pensado para una entradita más :)  

  5. # Blogger Gerardo

    Cuatro... qué cadena.

    Acabo de ver que tengo poderes paranormales en el friqui test Zenner que enlazas. La telepatía existe y es superemocionante entre personas humanas, te lo juro:

    "Well, Gerardo, you got 9 / 25 correct (36%)
    By chance we would expect 5 / 25 correct guesses (20%)
    For 25 trials, a score of 9 or above would be statistically significant."

    A partir de ahora, soy mentalista. Ya saben, ahora de usted y con el "Profesor" delante.

    -Prof. Gerardovsky, mentalista, parapsicólogo, fundador de la policía científica y experto en misiles-  

  6. # Blogger Señor Cara de Póker

    Prof., ayer mi hermano tuvo once en la Quiniela, ¡más de un 70% de aciertos! ¿Cree que podrá, con ese marcador, comenzar a doblar cucharas?  

  7. # Blogger Gerardo

    Veo capacidades. Debe seguir antes un curso, que imparto yo, de electroestimulación kundalini de la glándula pineal. Garantizo también la levitación.

    Llámenme para discutir el importe de la matrícula.

    -Prof. Gerardovsky, mentalista, parapsicólogo, fundador de la policía científica y experto en misiles-

    -Y cucharólogo-  

Publicar un comentario



© 2006 Master Of Puppets | Blogger Templates by GeckoandFly.
No part of the content or the blog may be reproduced without prior written permission.
Learn how to make money online | First Aid and Health Information at Medical Health